EL MISTERIO DE LA ENFERMEDAD DE CHÁVEZ

altSólo un golpe de Estado ha conseguido echar a Hugo Chávez del poder en Venezuela. La situación había alcanzado tal grado de deterioro que este caudillo errático ha recibido un empujón.”

 

 

Texto: Francisco José Silva Ilustración: Evelio Gómez

alt

 

Sólo un golpe de Estado ha conseguido echar a Hugo Chávez del poder en Venezuela. La situación había alcanzado tal grado de deterioro que este caudillo errático ha recibido un empujón.”

 

Así se iniciaba Golpe a un caudillo, el editorial que el 13 de abril de 2002 el diario El País publicó en referencia al golpe de Estado que se había producido el día anterior en Venezuela y que apartó (momentáneamente) al presidente Hugo Chávez, elegido democráticamente tres años antes, del poder.

 

El 24 de enero de 2013, casi 11 años después de la publicación del editorial, el diario El País publicó en su edición de papel una fotografía acompañada por el titular “El misterio de la enfermedad de Chávez”, en el caso de la edición en quioscos, y “La enfermedad de Chávez”,en la versión digital.

 

En la edición de papel el pie de foto de la imagen, sin acreditar, rezaba “Derechos mundiales de Ediciones El País. Prohibida su reproducción”, mientras que en la posterior versión en internet la fotografía llevaba incorporada una marca de agua digital con el texto “El País”. En el caso de la versión impresa, en la que la fotografía ocupaba el primer nivel informativo y cuatro columnas de la portada, se indicaba que “La imagen que hoy publica EL PAÍS, tomada hace unos días, muestra un momento del tratamiento médico en Cuba, según las fuentes consultadas por este diario”, refiriéndose al ingreso de Hugo Chávez en un hospital cubano para el tratamiento de un tumor cancerígeno desde el pasado 10 de diciembre. Un Chávez aún presidente de Venezuela más de una década después del editorial en el que El País celebró su repentino y fallido derrocamiento.

 

Tres días antes de la publicación de la fotografía en El País el periodista Walter Martínez había desvelado en la televisión pública Venezolana de Televisión (VTV) que un breve vídeo de 30 segundos que circulaba por las redes sociales atribuido a una cuenta de Twitter (@iluminacion9874) y que supuestamente mostraba al presidente Hugo Chávez recibiendo tratamiento médico era en realidad un fragmento de un vídeo de mayor duración publicado en agosto de 2008 en Youtube y en el que se mostraba una operación realizada a un paciente de acromegalia de 48 años.

 

A las 3:52 de la madrugada del 24 de enero (día del patrón de los periodistas, San Francisco de Sales), apenas unos minutos después de la publicación en la versión de internet de El País de la fotografía supuestamente de Hugo Chávez, el Ministro de Comunicación e Información de Venezuela, Ernesto Villegas, definía en su cuenta de Twitter la fotografía “tan grotesca como falsa”, explicando su origen real tal como se había expuesto públicamente en Venezuela. Aproximadamente a las 4 y media de la madrugada El País retiraba la fotografía y el artículo de acompañamiento y al mediodía del día 24 publicaba en su versión digital una nota de rectificación tituladaEL PAÍS retira una falsa foto de Hugo Chávez:

 

En el texto que acompañaba la foto se afirmaba que EL PAÍS no había logrado verificar de forma independiente las circunstancias, el lugar o la fecha en la que se había realizado la fotografía. Tras constatar que la imagen ofrecida no correspondía a Chávez, EL PAÍS paralizó asimismo la distribución de su edición impresa y procedió a enviar una nueva edición a los puntos de venta, que se puede consultar en Kiosco y Más.El incidente puede ocasionar que la edición impresa del periódico con fecha de hoy jueves 24 de enero no esté disponible en algunos kioscos, tanto en España como en el extranjero.”

 

La dirección de El País reconocía haber publicado como apertura de portada y a cuatro columnas una fotografía de una fuente ajena sin haber verificado su autenticidad de manera “independiente” (y cuya falsedad había sido públicamente denunciada en Venezuela tres días antes), y tras constatar” a posteriori su falta de veracidad, la distribución del diario impreso había sido paralizada, por lo que el diario pedía disculpas a sus lectores:

 

EL PAÍS pide disculpas a sus lectores por el perjuicio causado. El diario ha abierto una investigación para determinar las circunstancias de lo sucedido y los errores que se hayan podido cometer en la verificación de la fotografía. Gtres Onilne [sic] es una agencia gráfica con la que EL PAÍS trabaja desde hace varios años y que representa en España a otras agencias internacionales.”

 

Gtres Online, de acuerdo a su página web, es una agencia fotográfica y de noticias con 50 colaboradores en plantilla, fundada hace tres años y especializada en la llamada “prensa del corazón”.

 

A las 21:50 del 24 de enero El País ampliaba en su página web sus explicaciones en una pieza titulada La foto que EL PAÍS nunca debió publicar:

 

La agencia gráfica Gtres Online, con la que EL PAÍS trabaja desde hace años y que representa en España a otras 60 agencias internacionales, entre ellas Associated Press y United Press International, ofreció la imagen a este periódico en la mañana del miércoles por los conductos habituales. Al serle requerida información sobre el origen de la foto y las circunstancias de la misma, la agencia señaló que procedía de una enfermera cubana a través de su hermana, residente en España. Esta, a su vez, había contactado con la citada agencia. Gtres Online trasladó a EL PAÍS en todo momento su confianza en la veracidad de la instantánea.”

 

Y también El País justificaba la publicación sin ninguna verificación propia de la teórica fotografía de una persona recibiendo tratamiento médico en un quirófano en base a su interés informativo”:

 

La imagen publicada no contenía elementos extraordinarios o ajenos a los propios de cualquier enfermo en una situación similar, pero constituía, a juicio de los responsables de la Redacción, un documento de interés informativo.”

 

El ingreso hospitalario de Hugo Chávez en Cuba se conocía desde hacía más de un mes y a pesar de ello, de que la fotografía no había sido verificada, de que había sido anteriormente denunciada públicamente como falsa y de que “no contenía elementos extraordinarios o ajenos a los de cualquier enfermo en una situación similar”, El País la consideróun documento de interés informativo de tal relevancia como para considerarla la primera noticia del día.

 

¿Qué interés informativo?

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*