La comparecencia del presidente Pedro Sánchez en el Congreso de los Diputados ha estado marcada por un anuncio: el envío directo de armas a la resistencia de Ucrania, como ya están haciendo muchos países europeos. Una cuestión que ha dividido a los socios del Gobierno. Pero también al independentismo. A favor se posicionan claramente Junts per Catalunya y el PDeCAT. En contra lo ha hecho la CUP. En medio se ha situado Esquerra Republicana, con un Gabriel Rufián que ha hecho equilibrios y ha expresado sus dudas.

Como muchos otros países de la Unión Europea han hecho, el Gobierno se ha sumado a la lista de estados que enviarán armas a Ucrania para hacer frente a la invasión rusa, según ha anunciado el presidente Pedro Sánchez en su comparecencia ante el Congreso. Poco después de este anuncio el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha avalado esta decisión por parte de España porque «Ucrania tiene derecho a defenderse». Aragonès lo ha dicho durante unas declaraciones a los medios durante una visita a Tortosa, dónde ha sostenido que el refuerzo de las capacidades militares de Ucrania es relevante, pero ha opinado que lo es mucho más fortalecer la estrategia de sanciones económicas contra el Kremlin para así cambiar el equilibrio de fuerzas.

Estas declaraciones contrastan con el sentimiento expresado este mismo miércoles por el portavoz de ERC​ al Congreso, Gabriel Rufián: «Como antimilitarista nunca estaré a favor del envío de más guerra en una guerra (…) Antes que nada tendría que pasar por la sede de la soberanía nacional. No es una decisión que se pueda tomar a la ligera», ha dicho a los periodistas.

El jefe del ejecutivo catalán ha afirmado que la Generalitat ha apostado desde un inicio por una salida «puramente diplomática», pero que ahora que hay una agresión militar, cree que Ucrania se tiene que poder defender. No obstante, ha advertido de que el envío de material militar se tiene que hacer con una «trazabilidad de cómo se gestionará este armamento para prever que no haya conflictos futuros», como cree que ha pasado en otros sitios en el pasado.

Críticas de la CUP

El aval de Aragonès al envío de armas no ha gustado nada a la CUP, que en un comunicado ha criticado las declaraciones del presidente. En este sentido, ha insistido en que hay que tener en cuenta la responsabilidad de los Estados Unidos y la OTAN en el conflicto, «que quieren la militarización de Ucrania y de la región para alimentar al lobby armamentístico y para dar sentido a la OTAN». La formación anticapitalista también ha condenado la agresión de Vladímir Putin a Ucrania, y ha defendido la apuesta relacionarse por la vía de la cooperación y el diálogo.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: