8 marzo, 2021

El gran auge de la aparatología estética

Sociedad enfocada en la estética y en la belleza

En la actualidad, la sociedad ha incrementado considerablemente su interés por la mejora estética facial y corporal. Hoy en día, sentirse bien con uno mismo se vincula directamente con nuestro aspecto exterior, y ello no es casualidad ya que a diario estamos expuestos a mensajes publicitarios focalizados en nuestro físico.

Cada vez son más los tratamientos y aparatología estética que se demandan en España y en el resto del mundo. Además, estas intervenciones no son solo cirugías de quirófano. Hoy en día son muy populares las técnicas faciales poco invasivas. Estas son mucho más económicas, rápidas e implican menores riesgos que las convencionales.

A pesar de que los tratamientos menos invasivos con aparatología son menos duraderos que las operaciones estéticas, cada vez más personas se decantan por los primeros por suponer menos riesgos y efectos secundarios (presoterapia, dermapen, cavitación, radiofrecuencia, microdermoabrasión, láser IPL SHR, láser diodo, HIFU…).

Conoce los 3 tratamientos con aparatología estética que están arrasando

Entre las mencionadas anteriormente, destacamos los 3 tratamientos con aparatología más demandados hoy en día:

  1. Presoterapia

Uno de los tratamientos que está arrasando desde hace un par de años es la presoterapia por sus múltiples beneficios estéticos y para la salud. La presoterapia es una técnica médica cuya finalidad es lograr un drenaje linfático y está recomendada para aquellas personas con problemas médicos y estéticos (alteraciones en el sistema circulatorio, arañas vasculares, celulitis, piernas cansadas, acumulación de grasa…).

El drenaje linfático se realiza aplicando aire al cuerpo a través de una aparatología y una persona especialista. El paciente se pone un traje neumático con cámaras en las que se distribuyen distintas presiones de aire a lo largo de las áreas del cuerpo más afectadas (brazos, abdomen, glúteos, piernas, pies…). De esta forma se consigue impulsar la corriente sanguínea y mejorar el sistema linfático.

La presoterapia es muy popular ya que además de contar con infinitos beneficios para nuestra salud (elimina líquidos, toxinas, grasas acumuladas…), no es dolorosa y es bastante económica. Además, solo se requieren unos 30-45 minutos de aplicación y el número de sesiones dependen de cada paciente y sus objetivos. Asimismo, ofrece resultados inmediatos.

  1. Radiofrecuencia

Este tratamiento consiste en la aplicación de ondas electromagnéticas de alta frecuencia sobre la piel, ocasionando un calentamiento controlado en las distintas capas de la dermis mejorando el drenaje linfático, la circulación de la piel y la formación de nuevo colágeno. Dependiendo de la situación de cada paciente, se calientan diferentes capas de la piel.

La formación del colágeno es esencial para la formación de nuevas fibras. La radiofrecuencia es una técnica totalmente indolora que se usa principalmente para tratar la celulitis y la flacidez de cualquier parte del cuerpo. De esta forma, se logra una piel más tersa, reduciendo también las arrugas y marcas de la edad.

Se recomienda realizar 5-10 sesiones de radiofrecuencia y los efectos se comienzan a apreciar a partir del primer mes de tratamiento, mejorando progresivamente los resultados. Es muy común combinar la radiofrecuencia con otras técnicas estéticas.

  1. HIFU

Los ultrasonidos focalizados de alta frecuencia o las ondas HIFU es una de las últimas novedades para la remodelación corporal. Esta técnica estética no invasiva consigue eliminar la grasa subcutánea acumulada.

Asimismo, el HIFU es capaz de lograr que el cuerpo genere colágeno y por tanto también sirve para estirar la piel facial, acabando con las arrugas sin dañar la epidermis. Esta técnica es la idónea para aquellas personas que quieren mejorar su apariencia sin pasar por quirófano.

La técnica HIFU no es dolorosa y los resultados se aprecian de forma inmediata. Con una sola sesión (45-60 minutos) logramos reducir hasta una talla. Se recomienda acudir a 2-3 sesiones para alcanzar los resultados esperados. La aparatología HIFU y el láser, entre otras técnicas, son totalmente compatibles y complementarias.

Como puedes ver, los tratamientos más demandados abogan por reactivar la producción de diferentes sustancias en tu cuerpo o tu circulación cuyo resultado se traduce en beneficios estéticos, algo genial ya que se puede decir que es natural. Y tú, ¿Con qué tratamiento te quedas?