Alerta Solidaria ha obtenido documentación judicial que indicaría que la operación de la semana pasada por el desalojo del Bloc Llavors fue coordinada por la Unidad Central de Investigación de Extremismos Violentos (la policía antiterrorista de la Generalitat).

Dicha actuación policial se saldó con la detención de cuatro militantes del Sindicat d’Habitatge de Cassoles y el Sindicat d’Habitatge de la Verneda i el Besòs. Y es que según informa la organización antirrepresiva, este grupo policial, que tiene como finalidad investigar y desarticular grupos extremistas violentos, es también responsable de varias operaciones judiciales contra los CDR. Así como también de operaciones contra diversas protestes independentistas, como por ejemplo la macrocausa por el corte de la autopista en el Pertús de noviembre de 2019.

Tal como ha explicado la entidad en un comunicado, esta unidad «puso en marcha la operación deprisa y corriendo, deteniendo a los activistas por unos hechos ocurridos nada más y nada menos que hace ocho meses». «Sin orden judicial ni ningún elemento objetivo que justificara el operativo y los arrestos -continúa el comunicado- las cuatro personas investigadas tendrían que haber sido citadas en comisaría, o bien en los juzgados, para el correcto esclarecimiento de los supuestos hechos delictivos».

“Destinar esta Unidad policial a reprimir a las personas que se organizan para defender derechos tan básicos y fundamentales, como el derecho a la vivienda, es de una perversión infame e insoportable», afirma Alerta Solidaria. El colectivo, además, denuncia «la opacidad con que operan los grupos que preparan los operativos» y «cocinan los atestados que acabarán mezclando, para confusión de la opinión pública, activistas por los derechos humanos con terrorismo». De aquí viene que el comunicado pida que «se hagan efectivos, de una vez por todas, los mecanismos de control, fiscalización y depuración de las tramas policiales que son el origen de la represión por motivaciones políticas».

Los hechos por los cuales los Mossos detuvieron a los activistas tuvieron lugar hace ocho meses, durante el desalojo del Bloc Llavors, en el barrio del Poble-Sec de Barcelona. En la movilización para parar el desahucio participaron unos cuántos cargos electos de la CUP como por ejemplo Eulàlia Reguant, Dolors Sabater o Carles Riera.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: