La secretaria de Igualdades de la Generalitat, Mireia Mata, ha alertado de que Cataluña está llegando a un “techo” para garantizar una acogida digna para todos los refugiados ucranianos, más allá de dar una primera respuesta a la emergencia.

“Lo que no estamos en condiciones ahora ya es de garantizar todas las cosas que las personas necesitan para vivir dignamente”, ha afirmado Mata en TV3, y ha explicado que, aparte de vivienda, necesitan escolarizarse –más de la mitad son niños- y atención sanitaria y psicológica, entre otras cosas.

Un total de 15.992 personas han llegado a Cataluña huyendo de la guerra -son datos de la semana pasada que este martes se actualizarán-. Mata ha afirmado que el programa estatal de familias de acogida no se ha puesto en marcha en Cataluña.

Mata ha indicado que entre Cataluña y el País Valenciano han acogido a más del 60% de los refugiados ucranianos que llegan a España. La secretaria de Igualdades ha pedido al Estado que asuma la “parte correspondiente de acoger a personas refugiadas”.

También ha dicho que no tienen constancia de que se haya puesto en marcha, al menos en Cataluña, el programa estatal de familias de acogida anunciado por el Gobierno, en colaboración con la Fundación La Caixa. Lo que se ha activado desde el inicio, ha dicho, es una red de solidaridad de familias, sobre todo de aquellas que hace unos años acogieron a los niños de Chernóbil.

Por otro lado, Mata ha señalado que el Ministerio de Inclusión y Migraciones sí que ha reforzado los recursos en el centro de primera acogida de Fira de Barcelona y, según ha asegurado, se está atendiendo con más celeridad a las personas que buscan una primera respuesta cuando llegan a Cataluña.

La secretaria de Igualdades ha explicado que la consellería y la Agencia de la Vivienda de Cataluña están trabajando en un censo de pisos que puedan ser cedidos para las personas refugiadas y para dar seguridad jurídica a los propietarios.

Derivaciones

Mata ha explicado que ya están derivando a otras comunidades a refugiados sin red familiar o de conocidos en Cataluña porque las estructuras están “tensionadas” y fuera se les puede dar “mejor atención”. Para derivar a parte de los refugiados, Mata ha dicho que el criterio es preguntar si tienen algún “referente” en Cataluña. Así, en el caso que no tengan a nadie conocido, y que su objetivo sea volver a Ucrania lo antes posible, se les deriva, con el beneplácito de la administración central, a otros lugares de España.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: