El Departament d’Acció Climàtica, Alimentació i Agenda Rural aprobará en los próximos días una resolución para aplicar en toda Catalunya las medidas de bioseguridad decretadas por el Ministerio de Agricultura español tras conocer que los análisis efectuados confirman la presencia del virus de la gripe aviar de alta patogenicidad (H5N1) en los cinco pájaros salvajes encontrados muertos el 22 de diciembre en Soses (Lleida). Entre estas medidas, se incluye la prohibición de la cría de aves de corral al aire libre.

Por otro lado, Acció Climàtica y los Agentes Rurales han intensificado las tareas de vigilancia y control en espacios naturales y zonas fluviales y explotaciones avícolas, sobre todo en las más próximas a los lugares donde se localizaron los pájaros muertos con el virus.

Los Agentes Rurales encontraron el 22 de diciembre a orillas del río Segre, en Soses, cuatro cisnes y una cigüeña muertos. Las muestras recogidas dieron positivo por PCR en el subtipo H5 del virus de la gripe aviar. Por su parte, el Laboratorio Central de Veterinaria de Algete (Madrid) del Ministerio de Agricultura confirmó el 4 de enero los resultados y determinó que corresponden a una cepa de H5N1.

No obstante, el Govern mantiene a todo el territorio catalán bajo el estatus de ‘libre de gripe aviar’ para evitar que los países miembros de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) puedan imponer restricciones al comercio de las aves de corral y sus derivados. Paralelamente, la situación en el norte de Europa empeora, donde se están notificando nuevos casos periódicamente.

Así, ante el aumento los últimos meses de casos de gripe aviar en Europa, el Ministerio de Agricultura elevó en diciembre el riesgo de introducción del virus a alto en el caso de las zonas consideradas de especial riesgo. En Cataluña, es el caso del Delta del Ebro, los humedales del Empordà y el Delta del Llobregat. En cuanto a las zonas de especial vigilancia, situó el riesgo en moderado.

Este hecho comportó el establecimiento de medidas de bioseguridad como por ejemplo la prohibición de la cría de aves de corral al aire libre. También se prohibió la cría de patos y gansos con otras especies de aves de corral, así como utilizar pájaros Anseriformes y Caradriformes como reclamo de caza.

Tampoco se puede suministrar agua a los pájaros de corral procedente de depósitos donde puedan acceder pájaros silvestres, excepto en el caso de agua tratada de forma que garantice la inactivación del virus. Así mismo, los depósitos de agua situados en el exterior, exigidos por motivos de bienestar animal para determinados pájaros de corral, tienen que quedar bastante protegidos contra los pájaros acuáticos salvajes, de modo que se impida el acceso, evitando de esta forma una posible infección.

Comparte:

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.