Una sociedad del grupo Cobra, Instalaciones y Servicios Moscardo III, proyecta otro parque eólico marino, el cuarto, en las comarcas gerundenses. Se trata de Catwind y sería el mayor de los que se han planteado hasta ahora.

El proyecto entró en el Ministerio para la Transición Ecológica a mediados de junio y se encuentra en fase de consultas previas, aunque todavía no consta documentación. El nuevo parque se suma a los otros tres proyectados en el golfo de Roses, la única zona prevista como área prioritaria en los Planes de Ordenación del Espacio Marítimo (POEM), que el Estado está ultimando.

El parque eólico marino proyectado contempla una potencia de 1.200 MW, más del doble de lo que plantean los tres presentados hasta ahora. La sociedad proyecta, según varios medios, otros dos parques en Galicia y Andalucía con una potencia total de 2.500 MW.

Aunque todavía no hay documentación disponible, el parque se proyectaría en el golfo de Roses, el único punto de la costa catalana prevista en el POEM que está ultimando el Ministerio para la Transición Ecológica. Se trata del cuarto que se plantea realizar en esta zona.

El primero -y el que tiene la tramitación más avanzada- es la Tramuntana (impulsado por Eólica Marina-SENER Energy) con 500 MW y 35 molinos previstos. Una filial de Iberdrola proyecta el llamado parque Gavina, también con 500 MW de potencia, y la ingeniería vasca Saitec prevé un tercero, con únicamente cinco aerogeneradores y una potencia de 50 MW.

Los molinos, bautizados con el nombre Medfloat Pilot Parc, se situarían a unos 15 kilómetros del Cabo de Creus y producirían la energía equivalente al consumo anual de 50.000 hogares. Se trataría de un proyecto piloto con una tecnología desarrollada por la propia compañía (SATH) y de la que ya se está realizando otra prueba en el puerto de Bilbao.

De hecho, los promotores del parque Tramuntana también han abierto la puerta a estudiar la posibilidad de realizar una prueba piloto similar en la zona con solamente tres aerogeneradores y 50 MW de energía.

¿Parques ilegales?

En una nota publicada por El Gerió Digital a principios del pasado mes de junio, la Asociación Stop macro parque eólico marino de la Costa Brava consideró que con la actual normativa estas propuestas son ilegales.

El actual Plan de Ordenación del Espacio Marítimo (POEM) determina el área donde se planean los proyectos y las zonas de exclusión para la eólica marina. Desde la entidad remarcaron que el nuevo POEM, contra el que han presentado alegaciones, todavía está pendiente de aprobación y mientras esté vigente el actual plan no es posible que se saquen adelante proyectos de estas características.

La Asociación Stop Macro parque eólico marino de la Costa Brava Nord recordó también que un reciente estudio elaborado por un equipo científico de los ámbitos de las ciencias marinas y la geografía de la Universidad de Barcelona, ​​la Universidad de Girona (UdG), el Centro de Estudios Avanzado de Blanes (CEAB-CSIC) y el Instituto de Ciencias del Mar (ICM-CSIC) recomienda excluir y alejar los parques eólicos marinos de las áreas protegidas del Mediterráneo debido a los graves impactos que estas instalaciones pueden provocar sobre la biodiversidad marina y el paisaje.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: