El Gobierno de España ha anunciado este martes un acuerdo con la Generalitat para la ampliación del aeropuerto de El Prat, dotado con una inversión de 1.700 millones de euros. La ministra de Política Territorial, Isabel Rodríguez, ha enmarcado este proyecto como uno de los puntos fundamentales de la recuperación económica tras la pandemia y el tema principal tratado en la Comisión Bilateral entre ambas administraciones.

Si bien la ministra no ha dado un calendario en torno al plan, sí ha destacado que se aprobará en el Consejo de Ministros del próximo 30 de septiembre, paso previo a su traslado a la Comisión Europea. Según los cálculos del Ejecutivo, creará 365.000 empleos (83.000 directos) y transformará el eje de Barcelona y Madrid en uno de los más importantes del mundo. Aunque el traspaso de la gestión a Cataluña era una de las 56 exigencias planteadas, Rodríguez ha asegurado que este extremo «no ha sido objeto» de la reunión.

Como ha venido informando ABC, la Generalitat ha planteado en la comisión una enorme batería de propuestas de traspasos y transferencias del Estado a Cataluña, más acumular competencias a cambio de nada. Su planteamiento de máximos engloba un medio centenar de solicitudes, divididas en tres bloques: traspasos, transferencias e «incumplimientos» del Gobierno. Así, Cataluña pide la gestión de El Prat, que los Mossos d’Esquadra se encarguen de la protección de la naturaleza, en detrimento de la unidad del Seprona de la Guardia Civil, o asumir funciones ejecutivas para el Servicio Catalán de Tráfico sobre circulación de vehículos y seguridad vial. También la seguridad del aeropuerto de Alguaire (Lérida) y que los Mossos sean policía ordinaria del puerto de Palamós (Gerona). La Generalitat aspira, entre otras cuestiones, a que Protección Civil se encargue de las competencias de seguridad nuclear y otras «funciones residuales» que todavía le quedan a la Administración General del Estado.

Otra de las reclamaciones tiene que ver con que la Autoridad Catalana de Protección de Datos tome las funciones de registro y autoridad de control en datos personales de ficheros privados y ejercer funciones de ordenación y gestión del litoral. En el ámbito de la educación, además, pide gestionar las becas, créditos y ayudas a estudios universitarios y no universitarios y las competencias en materia de investigación, desarrollo e innovación.

También la reivindicación histórica del catalanismo de que el Gobierno de la nación cumpla con la Disposición Adicional Tercera del Estatuto, relativa a las inversiones del Estado en Cataluña y que el Tribunal Constitucional declaró que no es de obligatorio para la Administración central. La delegación catalana exige más inversión para la ley de Dependencia, la red de Cercanías y en los Mossos.

La Comisión Bilateral surgió de la reunión que mantuvieron recientemente en el Palacio de La Moncloa el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y su homólogo autonómico en Cataluña, Pere Aragonès. Ambos mandatarios se comprometieron a retomar este encuentro entre las dos administraciones para abordar asuntos relacionados con transferencias, así como la Mesa de Diálogo, que está previsto que se reúna en septiembre.

La reunión ha tenido lugar solo unas horas después de que la ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, tratase en la Conferencia Sectorial del Plan de Recuperación los detalles del plan enviado a Bruselas con todas las comunidades. La premisa de la Generalitat en todo momento es que la gestión de los fondos ha de tratarse de forma bilateral y, de hecho, dejó en el aire su participación en la reunión conjunta hasta el último momento. Tanto, que la secretaria de Asuntos Económicos y Fondos Europeos, Marta Villarroya, no se conectó hasta pasada hora y media de reunión.

Sea como fuere, lo cierto es que el presidente Pere Aragonés ya se ausentó de la Conferencia de Presidentes del pasado viernes y su postura parece no variar. Desde el Ejecutivo catalán insisten en que este tema no tiene que ser abordado de forma conjunta. El Gobierno de Sánchez, no obstante, asegura que no ha tratado de forma individual este extremo durante la bilateral de esta tarde.

Comparte:

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.