12 junio, 2021

El gobierno español se gasta 125.000 euros en la tumba de Franco

Homenaje fascista el pasado 20-N en Mingorrubio.

El Gobierno español ha gastado hasta ahora un total de 125.000 euros en la tumba del dictador Francisco Franco en su ubicación actual, en el cementerio de Mingorrubio, en El Pardo. Es la respuesta del gobierno a una pregunta del senador de Compromís Carles Mulet, que formuló por escrito. La respuesta detalla que antes de llevar los despojos se gastaron casi 40.000 euros en adecuar el panteón familiar de Franco en el cementerio, y 6.500 en la instalación de un sistema de seguridad. La partida más grande corresponde a gastos hechos después del traslado: 78.000 euros en seguridad, sin especificar a que corresponde este concepto, una cifra que contrasta con la que se ha gastado en limpieza: 387 euros.

Los restos del dictador se trasladaron el 24 de octubre del 2019 desde el Valle de los Caídos, donde había estado sepultado desde 1975. Lo trasladaron en helicóptero en una operación que fue transmitida por televisión, después de varios intentos legislativos y de intentar negociarlo con la familia.

El cambio de ubicación de los restos de Francisco Franco fue una de las primeras intenciones anunciadas por el gobierno de Pedro Sánchez después de tomar posesión, en junio del 2018. Tenía que ser una actuación relativamente rápida, llevada a cabo aquel mismo verano, pero la resistencia de la familia y de sectores franquistas fue atrasándola.
El lugar se ha convertido en escenario de actos de exaltación franquista como, por ejemplo, la celebración del llamado Día de la Victoria, el 28 de marzo de este año.

Partidarios del dictador lo han ‘decorado’ con iconografía franquista para conmemorar el 82º cumpleaños de lo que ellos denominan la «liberación de Madrid», la toma de la capital de España por parte del ejército «Nacional».