alt

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes una reforma del reglamento de extranjería para posibilitar la regularización de los menores no acompañados cuando llegan a la mayoría de edad. La medida beneficiará a cerca de 15.000 personas, 7.000 de los cuales son jóvenes de entre 18 y 23 años y 8.000 son menores no acompañados. Cataluña concentra buena parte de estos jóvenes: la Generalitat está atendiendo ahora mismo 5.293, de los cuales 3.837 son mayores de edad, el 72,6%.

La portavoz del Ejecutivo español, Isabel Rodríguez, la reforma permite “ajustarse a la realidad actual del país”, alinearse con la normativa del resto de países de la Unión Europea y facilitar que los afectados “puedan tener una vida independiente”. También destacó que otros objetivos son facilitarles la incorporación al mercado de trabajo y rentabilizar la inversión que han hecho las comunidades autónomas en su formación y su integración.

Una de las principales modificaciones del reglamento de extranjería que introduce el Real Decreto aprobado hoy es que se reduce de 9 a 3 meses el plazo para obtener el primer permiso de residencia. Además, obtendrán el permiso de trabajo, lo que hasta ahora se les ha negado: cuando cumplen los 18 años reciben un permiso de residencia de un año que no les da derecho a trabajar legalmente.

También se alarga de 1 a 2 años el primer permiso de residencia, y establecer un nuevo procedimiento para los que hayan alcanzado la mayoría de edad en los últimos años y se hayan quedado sin regularizar. Y se rebajan los ingresos exigidos a los menores para poder conseguir o renovar el permiso de residencia, que iban entre los 500 y los 2.000 euros.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: