14 agosto, 2020

El gobierno español no descarta un nuevo confinamiento en el área de Barcelona

El ministro de Sanidad dice que en el área de Barcelona hay transmisión comunitaria, pero cree que todavía "no se puede hablar de una segunda ola"
CONFINAMIENTO BARCELONA
Una sanitaria sostiene un test de Covid. ( Fernando Zhiminaicela)
R@MBLA

Si las nuevas restricciones para combatir la epidemia de Covid-19 no funcionan, el gobierno español abre la puerta a confinar Barcelona y toda el área metropolitana. La directora general de Protección Civil, Isabel Ferrer, ha recalcado la importancia de seguir las directrices de las autoridades sanitarias y reducir la movilidad al máximo, a pesar de que no sea obligatorio.

Ferrer ha explicado a El suplement de Catalunya Ràdio que si no hay responsabilidad, habrá un nuevo confinamiento: «Si no hay una mejora en 15 días, nuestra prioridad es la protección absoluta de la salud y la integridad de las personas, por lo tanto, podríamos ir a un nuevo confinamiento.»

Ferrer también ha explicado que es esencial evitar la interacción social fuera del núcleo de convivencia, puesto que ahora mismo la principal vía de contagio se está produciendo en el ámbito familiar. Y recuerda que a pesar de no tener síntomas, todo el mundo es posible vector de la Covid-19. De aquí la importancia de quedarse en casa tanto como sea posible.

En el supuesto de que no se pueda controlar la expansión de la Covid en Cataluña, el gobierno de España no descarta decretar nuevamente el estado de alarma. El ministro Salvador Illa admite que es una posibilidad, pero que ahora no la contemplan: «Si se tiene que ir al confinamiento más generalizado, el instrumento tiene que ser el estado de alarma. De momento no lo contemplamos, pero no descartamos nunca nada.»

Illa, preocupado

El gobierno español también está «preocupado» por la situación de brotes de coronavirus en Cataluña. Así lo ha expresado el ministro de Sanidad, Salvador Illa, en una entrevista a El suplement de Catalunya Ràdio. Illa asegura que en el área de Barcelona hay transmisión comunitaria y pide seguir de forma estricta las recomendaciones de la Generalitat: «Estoy muy preocupado. En el área metropolitana de Barcelona hay transmisión comunitaria, pero no creo que podamos hablar de una segunda ola».

Illa dice que hay que tomar medidas de distanciación social. Considera que las medidas adoptadas por el gobierno son las adecuadas y que si la ciudadanía las sigue, no harán falta medidas más restrictivas. Illa asegura que la coordinación y el diálogo con la Generalitat es fluido.

Illa ha puesto énfasis en la necesidad de controlar cualquier pequeño brote con medidas quirúrgicas antes de que se extienda más: «En esta etapa en que estamos, una vez ya controlas el virus, lo que se tiene que hacer es detección rápida y vigilancia de los casos.»

También ha vuelto a insistir que hacen falta mensajes muy claros para que la gente entienda el riesgo que hay y sea responsable de sus conductas. El ministro de Sanidad no excluye a los turistas de la obligatoriedad de seguir estas recomendaciones: «También tienen que cumplirlas».

La playas, abarrotadas

En Barcelona, las playas se han vuelto a llenar, aunque menos que otros días, coincidiendo con las nuevas restricciones de la Generalitat, y con la recomendación a los ciudadanos de que se queden en casa. No todo el mundo las cumple. En las playas de San Sebastià, Nova Icaria, Bogatell y Mar Bella se ha llegado a un nivel de ocupación muy alto, según la web del Ayuntamiento.

Los agentes de la guardia urbana han controlado los accesos y han ido informando de la obligación de llevar mascarilla si las personas no están tomando el sol o bañándose. No se han interpuesto multas. La mayoría de bañistas han respetado las distancias de seguridad. Según el Ayuntamiento de Barcelona, la ocupación es «entre normal y baja», por debajo de lo que sería previsible en un mes de julio. Hay que recordar también que faltan turistas.

Puede que te hayas perdido

Real Time Web Analytics