El Gobierno ha destituido de su puesto a la hasta ahora directora del Centro Nacional de Inteligencia CNI, Paz Esteban, a raíz del escándalo del espionaje mediante el sistema Pegasus al independentismo y al Gobierno.

Esteban estaba en el punto de mira en las últimas semanas por lo ocurrido y múltiples partidos pedían su destitución (principalmente, los socios del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez). Todo, a raíz de la publicación en The New Yorker del espionaje a 60 dirigentes independentistas en España, a lo que se sumó después el espionaje a los móviles de Sánchez y de la ministra de Defensa, Margarita Robles, que denunció el propio Gobierno.

El miércoles pasado, Esteban dio cuenta en la Comisión de Secretos Oficiales del Congreso del espionaje al independentismo y presentó la autorización judicial del Tribunal Supremo para espiar al presidente catalán, Pere Aragonès, y a otros 17 dirigentes soberanistas, no al resto de los 60 supuestamente espiados. Sus explicaciones aumentaron el malestar entre Unidas Podemos, que dijo salir «más preocupado», y partidos como ERC o EH-Bildu. Unidas Podemos va más allá y solicita la dimisión de la ministra de Defensa, Margarita Robles.

Esteban, la primera mujer al frente de los servicios de inteligencia en España, fue nombrada directora del CNI el 31 de enero de 2020, aunque ya ocupaba ese cargo de forma interina desde julio de 2019, cuando se retiró su antecesor, Félix Sanz Roldán, tras diez años de mandato.

ERC ve lógica la destitución

El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, ha considerado «lógica» la destitución de la directora del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Paz Esteban, porque, ha afirmado, la situación política a raíz del espionaje del caso Pegasus es «insostenible». No obstante, ha admitido que es difícil que se deje «caer» a la ministra de Defensa, Margarita Robles, porque representa al «PSOE más conservador, más rancio y caoba».

En rueda de prensa tras la Junta de Portavoces en el Congreso, Rufián ha incidido en que «es un error de base pensar que esto va de peticiones independentistas» y ha recalcado que le parece «lógico que en un país que reconoce que se ha espiado de forma ilegal el móvil del presidente del Gobierno y de la ministra de Defensa y de quizá más miembros, que la máxima autoridad de CNI asuma responsabilidades».

Redacción en | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: