El Frente Polisario ha aprobado en su congreso trienal «intensificar la lucha armada» contra Marruecos en el Sáhara Occidental, como parte de la nueva estrategia del movimiento independentista saharaui.

«La aprobación del plan de acción nacional confirma la apuesta del pueblo saharaui por la lucha armada como instrumento para defender sus derechos y recuperar la soberanía sobre su tierra», ha declarado a EFE el portavoz del congreso, Mohamed Sidati. «Este congreso debe constituir la ruptura con el pasado, todos nuestros esfuerzos deben centrarse en la lucha armada», ha añadido el congresista saharaui, que considera esta línea «la única vía que puede garantizar objetivos para la independencia».

El Polisario celebra estos días el primer congreso desde la ruptura en 2020 del alto el fuego con Marruecos, que se prorrogará hasta el próximo sábado, cuando se habrá reelegido de nuevo a su líder, Brahim Ghali. El Congreso ha contado con la presencia de más de 2.200 participantes y 370 invitados –entre ellos representantes venezolanos, cubanos, nigerianos o sudafricanos-, según la propia organización.

Fin del alto el fuego

El 13 de noviembre de 2020 el Polisario dio por roto el alto el fuego con Marruecos vigente desde 1991 a raíz del desalojo por parte de las Fuerzas Armadas Reales de una concentración civil que bloqueaba el paso del Guerguerat, en la frontera con Mauritania. Nueve meses después, en agosto de 2021, Argelia, principal apoyo del Polisario, rompía relaciones diplomáticas con Marruecos entre acusaciones de espionaje y de fomentar el independentismo en las zonas de mayoría bereber.

Críticas a Pedro Sánchez y presencia de Podemos e IU

El inesperado giro español en la política marroquí que dio el gobierno español no iba a ser pasado por alto por los presentes en el Congreso celebrado en los campamentos de refugiados saharauis. El protagonista del cambio histórico de posición español, Pedro Sánchez, se llevó las mayores críticas de la jornada del sábado por parte del líder del Polisario, Brahim Ghali. El presidente de la RASD calificó el respaldo del jefe del Ejecutivo español a Rabat como «cambio peligroso y traición que legitima la ocupación marroquí y viola el derecho internacional».

Atentos a las palabras dedicadas por Brahim Ghali al presidente socialista en Tinduf estuvieron varios representantes políticos españoles, entre ellos miembros de dos formaciones integradas en el Gobierno de coalición: Podemos e Izquierda Unida. Conocido es el rechazo de los dos partidos al giro de Sánchez en el Sáhara y su apoyo a la autodeterminación saharaui.

Un momento del congreso saharaui en una imagen facilitada por UP.
Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: