La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha avanzado que España enviará en «3 o 4» días la fragata Blas de Lezo al Mar Negro, hacia donde partíó hace dos días el cazaminas Meteoro, un envío que llega en plena tensión con Rusia por la situación que se vive en Ucrania.

Robles, en declaraciones a los medios de comunicación durante la visita que ha realizado este jueves a un centro de vacunación militar en Corral de Calatrava (Ciudad Real), junto a la ministra de Sanidad, Carolina Darias, se ha referido así a la situación internacional y a la crisis derivada de la intención de Ucrania de entrar en la OTAN.

La ministra de Defensa ha recordado que España lleva años participando en todos los despliegues que organiza la OTAN, y en este caso concreto se ha adelantado la salida de los buques, dentro de lo que ha acordado con la organización.

Despliegue aéreo en Bulgaria

Robles ha señalado que también se está valorando la posibilidad de que haya un despliegue aéreo en Bulgaria en el que participe España, que se sumaría al del que forma parte cada año en Lituana.

Además, ha recordado que desde hace seis años España mantiene más de 300 personas en Letonia, por lo tanto, ha dicho, «la participación de España en OTAN está desde hace muchos años».

En cualquier caso, en referencia a la crisis por Ucrania, ha dicho que la posición de España, como la de la organización atlántica en su conjunto, es que para solucionarla exista una respuesta diplomática que favorezca la desescalada de tensión en la zona.

No obstante, ha advertido que la «OTAN es muy clara» en su posicionamiento y ha señalado que «Rusia no le puede decir a ningún país lo que puede hacer, y la OTAN va a defender a cualquier país que quiera entrar» en esta organización, ha terminado diciendo.

Cortina de humo

Por su parte, la portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova, ha denunciado este jueves las “especulaciones” amplificadas por los medios y altos funcionarios occidentales y ucranianos sobre un supuesto “ataque inminente de Rusia a Ucrania”.

“Estamos convencidos de que el objetivo de esta campaña es crear una cortina de humo para sus propias provocaciones a gran escala, incluso de carácter militar, que podrían tener las más trágicas consecuencias para la seguridad regional y mundial”, ha aclarado durante una rueda de prensa.

Reino Unido y Canadá envían toneladas de armas a Ucrania

De acuerdo con la diplomática rusa, el Reino Unido ha estado enviando en los últimos días tropas y “unas 460 toneladas” de armas a Ucrania. Tales actividades, ha advertido, confirman los temores de Moscú de planificar provocaciones por parte de Occidente.

Canadá, por su parte, envió más de 200 efectivos de las Fuerzas Especiales “con el pretexto de proteger su embajada y evacuar a los diplomáticos en caso de emergencia”, ha detallado la vocera. Asimismo, ha agregado que, en los últimos meses, Washington ha enviado a Ucrania 30 sistemas de misiles antitanque Javelin y 180 misiles bajo pretexto de “ayuda” a Kiev.

Rusia denuncia comentarios «desestabilizadores» de Biden sobre Ucrania

Por su parte, el portavoz de Kremlin, Dmitri Peskov, ha denunciado esta misma jornada las recientes amenazas del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, a Rusia. “Creemos que no contribuyen en absoluto a rebajar la tensión que ha surgido ahora en Europa y, además, pueden contribuir a desestabilizar la situación”, ha aseverado

El miércoles, durante una conferencia de prensa con motivo de su primer año en la Casa Blanca, Biden afirmó que Washington y sus aliados europeos están preparados para imponer costos severos a Rusia y su economía y amenazó a Vladimir Putin, su homólogo ruso, con “sanciones nunca antes vistas” si el país euroasiático se mueve hacia el oeste, en particular con destino a Ucrania.

Las advertencias y amenazas del presidente estadounidenses se produjeron la misma jornada en la que un nuevo informe revelara la inyección millonaria de EE.UU. al Ejército de Ucrania; algo que Rusia considera un paso previo hacia el estallido de una guerra colosal y no una medida de distensión.

Occidente acusa a Moscú de planear una invasión militar a Ucrania a principios de este 2022, argumentando la acumulación militar rusa en la zona. No obstante, Rusia asegura que su presencia militar en dichas regiones responde a la necesidad de defensa y disuasión ante la amenaza de un posible ataque de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y Kiev.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: