El CNI ha admitido que utilizó el programa Pegasus para espiar a dirigentes independentistas, pero ha subrayado que lo hizo siempre con autorización judicial y de manera individualizada, según publica el diario El País este martes, citando fuentes del servicio de inteligencia español. Estas fuentes no revelan ni quienes espiaron ni cuando y también aseguran que muchas de las sesenta personas que figuran a la lista que destapó la investigación de Citizen Lab, nunca fueron espiadas por el centro.

Las mismas fuentes sí que admiten que los líderes de entidades independentistas catalanas han sido objeto informativo del CNI los últimos años, en virtud del mandato legal que le atribuye la potestad de prevenir y evitar cualquier amenaza a la integridad territorial de España, según subraya el diario.

Afirman que se ha usado Pegasus -adquirido a mediados de la década pasada por unos seis millones de euros- para espiar a cargos públicos independentistas. No aclaran, en todo caso, si esto incluye los últimos cuatro presidentes de la Generalitat, como asegura la investigación.

En este punto, explican que, en todo caso, se infectaron móviles particulares, no los aparatos institucionales que facilita, por ejemplo, el Congreso a los Diputados. Así mismo, mantienen que se hizo para contactar con “grupos de carácter violento, como los Comités de Defensa de la República (CDR)”.

En la lista hay uno de los acompañantes de Carles Puigdemont en Alemania en marzo del 2018, en el momento de su detención. Esta escucha permitió al CNI seguir el vehículo.

En esta línea, el diario digital El Español publica que el CNI no pidió nunca permiso judicial para espiar a independentistas de manera masiva. Citando lo que denomina “uno de los jueces del CNI”, asegura que nunca se hicieron solicitudes para más de tres o cuatro personas a la vez.

Junqueras exige dimisiones

El gobierno español se ha comprometido a abrir una investigación interna en el CNI para esclarecer el caso de espionaje y convocar la Comisión de Secretos Oficiales del Congreso, con presencia de todos los partidos. Así lo trasladó el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, a la consejera Laura Vilagrà en la reunión celebrada en el Palau de la Generalitat el pasado domingo. La medida, sin embargo, no convence a la Generalitat, que reclama la dimisión de los responsables.

Precisamente, el presidente de Esquerra Republicana, Oriol Junqueras, ha insistido en una entrevista a TV3: “Hoy es un buen día para que el gobierno español asuma responsabilidades por el espionaje”, ha dicho. Junqueras reclama dimisiones o ceses y asegura que, cuanto más tiempo pasa, más difícil es reconstruir la confianza con el gobierno español. Junqueras no aclara si Esquerra continuará apoyando a Sánchez.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: