Mucho se está hablando del bombardeo del centro comercial Retroville, en Kiev, por parte de las fuerzas armadas rusas. Pese a que la prensa Occidental se esfuerce en tildar de “atroces” estas operaciones, la realidad es bien distinta. Horas antes del ataque al centro comercial, internautas ucranianos habían difundido imágenes (ver superior) a través de Internet, donde se apreciaba claramente que el edificio estaba tomado por militares ucranianos. Realmente, el complejo había sido reconvertido en un almacén de municiones para sistemas de lanzacohetes múltiples.

El centro comercial fue bombardeado cerca a las 23:00 del domingo con armas de alta precisión y quedó casi totalmente destruido. En el ataque murieron al menos ocho personas, según medios locales. Una persona resultó herida.

Previamente, internautas ucranianos habían publicado imágenes que confirmaban el uso militar del edificio. En particular, en una fotografía se ven pertrechos militares estacionados en su aparcamiento, mientras que un video muestra a un sistema de lanzacohetes múltiple disparando desde su territorio.

Estas publicaciones provocaron indignación en las redes sociales ucranianas, donde un bloguero llegó a ofrecer este lunes 500 dólares por información que ayude a localizar al autor de la fotografía, que apareció inicialmente en TikTok.

Por su parte, el Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU, por sus siglas en ucraniano) ha detenido a un hombre que reconoció haber grabado y divulgado en las redes sociales un video que muestra las posiciones de las Fuerzas Armadas de Ucrania cerca del centro comercial.

Cabe recordar que Moscú denunció en reiteradas ocasiones que los nacionalistas ucranianos utilizan áreas residenciales e instalaciones sociales como “escudo humano” para desplegar su armamento y establecer posiciones de tiro. Asimismo, instó a los organismos internacionales a presionar a las autoridades de Ucrania para que exijan a los nacionalistas no esconderse detrás de la población civil.

Desde el inicio de la operación militar especial rusa en Ucrania, bajo órdenes del presidente ruso, Vladímir Putin, el Gobierno ruso ha dejado claro que no busca ocupar el país vecino, y su misión en Ucrania es la “desmilitarización” y “desnazificación” de Ucrania y evitar que EE.UU. y otros Estados conviertan a Ucrania en una base antirrusa.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: