3 diciembre, 2020

El bulo de la ocupación

La propaganda del miedo por la ocupación es solo una cortina de humo que trata de ocultar la cruda realidad de la vivienda, como que en España haya 700.000 familias deshauciadas o que la burbuja de los precios del alquiler no para de inflarse
ocupación
Los jóvenes deberían destinar el 94% de su sueldo si quisieran alquilar solos. (Felipe Gabaldón)
SPANISH REVOLUTION

¿Por qué no hay que temer a la ocupación? Desde los poderes económicos y sus socios continuamente crean relatos para desviar la atención de ciertos problemas. Es mejor hablar de los “okupas” que te van a entrar en casa mientras bajas a comprar el pan, que de la burbuja en el precio de los alquileres. Pero la realidad muestra otra cara.

En el estado español tan solo el 0,34% del total de las viviendas están ocupadas, según un estudio financiado por Banc Sabadell. Y en 2019, tan solo 8.500 viviendas ocupadas eran conflictivas. Una cifra ridícula en comparación, por ejemplo, con las 700.000 familias deshauciadas en el estado español. Según un estudio de Obra Social Barcelona, en la Ciudad Condal, el 82% de las viviendas ocupadas pertenecen a un gran tenedor, es decir, bancos, especuladores o fondos buitre.

Estos estudios concluyen que no es habitual la ocupación de viviendas de pequeños propietarios. Aunque si se trata de una primera vivienda se llama allanamiento de morada, no ocupación. Pero es algo totalmente residual en las estadísticas.

¿Por qué a ti, María Pilar, que te has comprado un apartamento en la playa con los ahorros de toda una vida te meten miedo con la ocupación? Los poderes económicos y los medios de comunicación, tratan de que la pelea sea en el penúltimo y el último, para que ellos puedan seguir engordando sus cuentas bancarias tranquilamente.

Y la propaganda del miedo por la ocupación es solo una cortina de humo que trata de ocultar la cruda realidad de la vivienda, como que en España haya 700.000 familias deshauciadas o que la burbuja de los precios del alquiler no para de inflarse, y los jóvenes deberían destinar el 94% de su sueldo si quisieran alquilar solos.

Y todo este miedo hace, por ejemplo, que cada vez se acepte con más naturalidad grupos como Desokupa, una empresa con vínculos neonazis que se dedica a expulsar a “okupas” mediante coacción y por la fuerza.

Pero a veces olvidamos una cosa tan sencilla como lo que dice la Constitución: “Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada”. Y por eso estamos orgullosas de ocupar y devolver la vivienda a lo común, lejos de las garras de fondos buitre, de los especuladores y de los bancos. Porque el barrio no se vende, el barrio se defiende.

Real Time Web Analytics