El Ayuntamiento de Barcelona eliminará la dirección del Born e integrará el equipamiento en el Museo de Historia de la ciudad, según ha explicado en un comunicado.

El museo «ampliará» la red de equipamientos con la incorporación «de carácter funcional» del Born, un movimiento que responde a la «voluntad» de dar «mayor coherencia» a la explicación actual sobre la evolución histórica de la ciudad, «incidiendo en el alto valor patrimonial de los restos arqueológicos que se conservan, tanto como el edificio que los acoge».

La hasta ahora directora del Born, Marta Marín-Dòmine, seguirá vinculada al Ayuntamiento desarrollando un Plan Municipal de Memoria para «reforzar el papel de La Model y El Castell de Montjuïc» como centros referenciales en el ámbito de memoria de la ciudad.

El nuevo proyecto del Born se focalizará en la Barcelona moderna y contemporánea, y mostrará la evolución de la ciudad entre la Baja Edad Media y el siglo XX, sin abandonar la línea de trabajo vinculada a la memoria de la ciudad.

El consistorio informa de que la integración se irá completando de manera progresiva a lo largo de los próximos meses. Mientras se hace plenamente efectiva, el Born Centro de Cultura y Memoria mantendrá la programación prevista. Durante la transición de los espacios municipales gestionados por el Instituto de Cultura de Barcelona (ICUB), Joan Roca, director del Museo de Historia de Barcelona, asume también la dirección del Born.

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: