El diputado ucraniano Oleksiy Kovalyov, de 33 años, ha aparecido asesinado en su casa de Hola Prostan, en Jersón, con un disparo de escopeta en la cabeza. Su mujer, de 38 años, ha recibido varias cuchilladas, una de las cuales le ha seccionado la yugular, causándole la muerte, posteriormente, tras ser trasladada al hospital, según informan varios medios.

Al parecer, el arma estaba registrada a nombre del diputado, por lo que no se descarta que los autores del asesinato hubiesen tratado de enmascarar el crimen con un suicidio ficticio, tal y como sucedió el pasado 23 de agosto con el asesinato de Alexander Nakonechny, jefe del departamento regional del temido SBU en el óblast de Kirovogrado.

Ucrania acusaba a Kovalyov de ser un traidor. Este joven diputado formó parte del partido de gobierno liderado por Volodímir Zelenski, Servidor del pueblo (Sluhá Narodu), hasta que se desvinculó del mismo. Entonces Rusia lo nombró alto funcionario de agricultura en la administración en Jersón.

Asesinatos por encargo

El Kremlin ya ha anunciado que investigará el crimen, el último de una serie de asesinatos por encargo de funcionarios respaldados por Moscú en áreas controladas por Rusia.

La semana pasada, las autoridades de la región ucraniana de Zaporiyia informaron de que el alcalde designado, Ivan Sushko, fue asesinado por un coche bomba.

El 6 de agosto, Vitaliy Hura, teniente de alcalde designado de la ciudad ucraniana de Nueva Kajovka en la región de Jersón, fue asesinado a tiros por un asaltante no identificado mientras salía de su casa.

A finales de junio, un coche bomba en Jersón mató al jefe de la dirección de políticas de juventud en la administración de la región de Jersón, Dmytro Savluchenko.

En territorio ruso, este mismo mes de agosto se produjo el asesinato de Daria Dugina, hija del filósofo Alexander Dugin. En este caso, Rusia identificó a Natalia Vovk como la presunta asesina, una ucraniana que huyó a Estonia a la que todavía no se ha detenido, a pesar de las informaciones falsas o erróneas que la daban por muerta.

Denis Kiriev, el primero de la lista

Los asesinatos a cargo del SBU ucraniano, como decimos, no son nada nuevo. En periodo de guerra, el primer diplomático ucraniano en ser ajusticiado fue el banquero Denis Kiriev, uno de los miembros de la delegación que Zelenski envió para participar en las primeras mesas de negociación con Rusia, celebradas en Gomel, el pasado mes de febrero.

El cuerpo de Denis Kiriev tras ser ejecutado por el SBU.

La primera semana de marzo, Kiriev apareció asesinado en las calles de Kiev, cerca del edificio del tribunal de Pechora, tras haber estado bajo custodia del SBU. Fue acusado de ser un agente ruso. En ese momento, toda la prensa internacional se hizo eco de la ejecución, hoy esos mismos medios silencian las atrocidades de Kiev.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: