Un convoy de 31 vehículos, incluidos camiones cisterna llenos de petróleo robado, escoltados por tres vehículos todoterreno del Ejército estadounidense, ha partido este lunes hacia las bases de EE.UU. en el norte de Irak a través del cruce fronterizo ilegal de Al-Walid, informan fuentes locales citada por la agencia siria oficial de noticias, SANA.

Los camiones transportaban crudo robado de los campos petrolíferos que ocupan las tropas estadounidenses en la región de Al-Jazira en la provincia de Al-Hasaka (noreste).

Además, estas mismas fuerzas sacaron el domingo otro convoy de 64 camiones cisterna cargados con petróleo robado de los pozos de la región oriental, así como de Al-Jazira a través del cruce ilegal de Al-Mahmudiya hacia el norte de Irak.

Las milicias kurdo-sirias Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) controlan junto con sus aliados estadounidenses la mayoría de los campos petroleros en el este y el noreste de Siria. EE.UU., con la ayuda de esta milicia, traslada el petróleo robado sirio a otros territorios.

El 9 de agosto, el Ministerio de Petróleo de Siria denunció que EE.UU. y sus mercenarios roban el 80 % de la producción de petróleo del país árabe, equivalente a 66 000 barriles por día, lo cual le obliga a depender de la importación para garantizar las necesidades de hidrocarburos.

El Gobierno sirio cuestiona la presencia ilegal de EE.UU. en zonas ricas en crudo y la considera una violación absoluta de su soberanía, por lo que promete utilizar su derecho completo a responder a la ocupación estadounidense como mejor le parezca y recuperar pronto todos sus territorios ocupados.

(*) Con información de HispanTV.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: