Dos mil sanitarios se han manifestado hasta el Parlament este martes para reclamar mejoras en el sistema de salud, medidas ante la presión asistencial y mejores condicionales laborales. Esta es la primera de las dos jornadas de la huelga convocada por la Intersindical, este martes y miércoles. La huelga se dirige a todos los trabajadores del ámbito sanitario y sociosanitario y se han adherido al sindicato Enfermeras de Catalunya y otros colectivos.

“No somos médicos, somos enfermeras”, “Más batas y menos corbatas” y “Basta ya” son algunos de los cánticos que han pronunciado los profesionales de la salud que se han sumado a la protesta. Los sanitarios se concentraron en la plaza de Sant Jaume mientras se celebraba el Consejo Ejecutivo del gobierno y posteriormente se desplazaron hasta el Parlament para hacer oír su voz.

“Diferenciarse” de la huelga de médicos

Nèstor Sastre, coordinador de sanidad de la Intersindical, ha explicado que la manifestación, celebrada un día antes de la primera jornada de huelga prevista por Metges de Catalunya, la han convocado precisamente para diferenciarse de ese otro sindicato. Así, ha defendido que «en la sanidad no sólo hay una categoría profesional, sino que hay muchas».

Sin embargo, ha remarcado que no tienen «ninguna contraposición» a las movilizaciones previstas por Metges de Catalunya, que se encuentra negociando con el Departament de Salut por los paros convocados el miércoles y el jueves de esta semana y los días 1, 2 y 3 de febrero. «Es una huelga absolutamente legítima y que defiende unos derechos igual de razonables», ha considerado.

Reducción de los ratios

En cuanto a las reivindicaciones, Sastre ha enumerado algunas como la reducción de las ratios y mejoras en las condiciones laborales de los profesionales. Aparte, también ha remarcado el déficit de presupuesto, el envejecimiento que sufre la sociedad catalana y la repercusión que este hecho tiene en la sanidad porque implica un aumento de los gastos fijos. «Somos conscientes de ello y es un problema estructural que va más allá de Catalunya, también afecta al estado», ha asegurado el coordinador del sindicato, que ha pedido medidas para revertir la situación.

Asimismo, ha insistido en que estas demandas son «colectivas» y no pertenecen sólo a una determinada categoría profesional. «La sanidad o la salvamos todos o no la salvará nadie», ha advertido. Por eso, ha pedido la colaboración del resto de sindicatos. Sastre también se refirió a las relaciones con Salut y dijo que todavía no han mantenido contactos con la conselleria. Sin embargo, apuntó que prevén iniciarlos en breve y poder empezar a poner en el calendario algunos elementos. «No tiene sentido ir deteriorando la situación y hay que tomar medidas urgentes de inmediato», ha remarcado.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: