El secretario general de UGT Madrid, Luis Miguel López Reillo, ha dimitido de su cargo este martes, días después de denunciar a la policía una trama de corrupción en el sindicato, según ha comunicado en un mensaje de twitter a los afiliados. En su tuit López Reillo afirma que dimite por «responsabilidad política y dignidad personal» y explica que proseguirán «las investigaciones policiales para esclarecer los hechos».

El sábado pasado, el diario «El Mundo» informaba de que López Reillo había denunciado ante la Policía Nacional un posible caso de corrupción en el sindicato, que podría haber desviado al menos un millón de euros del Fondo de Garantía Salarial (FOGASA). En la trama corrupta estaría presuntamente implicada una administrativa del sindicato, hija de la parlamentaria del PSOE de la Asamblea de Madrid Carmen López, y entidades bancarias que gestionaban los fondos de dinero público destinados a empleados despedidos.

Se da la circunstancia de que la parlamentaria del PSOE en la Asamblea de Madrid, Carmen López, fue expulsada del hemiciclo hace unas semanas por haber acusado sin sustento probatorio alguno al hermano de Isabel Díaz Ayuso. Según la socialista, el hermano de la presidente de la Comunidad se habría ofrecido como suministrador de productos sanitarios en diversos hospitales. Extremos y afirmaciones que, una vez que la diputada abandonó la tribuna parlamentaria, se desvanecieron por completo. Ahora, la diputada ve cómo un escándalo de corrupción salpica a su propia hija.

Luis Miguel López Reillo, de 66 años, fue elegido secretario general de UGT Madrid el 6 de mayo de 2016 en el XIV congreso de UGT madrileño.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: