“En colaboración con Ministerio del Interior y el Comité de Investigación (…) han sido detenidos 60 seguidores de la organización neonazi juvenil MKU, creada por el ucraniano Yegor Krasnov, bajo el auspicio de las agencias de inteligencia de ese país, para perpetrar atentados terroristas, asesinatos masivos y actos extremistas en Rusia”. Así de tajante se ha mostrado el Servicio Federal de Seguridad (FSB) ruso en un comunicado emitido este miércoles. Según los informes, las fuerzas de seguridad de Rusia también han hecho una serie de redadas en las que se han incautado de armas como escopetas, cuchillos y otras municiones.

En marzo de 2021, el FSB anunció por primera vez la detención de varios elementos del grupo neonazi ucraniano MKU en Rusia. Desde esa fecha han caído otros seguidores de esta organización en distintas ciudades.

Rusia denunció el 20 de marzo que los neonazis ucranianos estaban asesinando a diario entre 80 y 235 ciudadanos en Mariúpol, ubicada en el sureste de Ucrania, mientras la ciudad se enfrentaba a una crisis humanitaria sin precedentes.

La historia de los grupos neonazis en Ucrania data desde la década de los años 30 del siglo pasado, cuando algunos grupos empezaron a buscar la separación de Ucrania de la Unión de las Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), bajo los pilares ideológicos del fascismo, siendo la agrupación más reconocida la Organización de Nacionalistas Ucranianos (OUN), creada en 1929.

Históricamente, los grupos neonazis ucranianos han tenido poder político, pues han operado como brazo armado de algunos partidos, por ejemplo, el grupo Patriotas de Ucrania, que fue registrado como asociación civil en 1996, aunque estuviera conformada principalmente por militares y veteranos de guerra. Actualmente, Ucrania padece un verdadero problema de nazificación. Según la agencia Reuters, más del 40% de los soldados ucranianos pertenecen a alguna agrupación neonazi.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: