Los Mossos d’Esquadra han detenido a tres integrantes de los Boixos Nois, e investiga a otros tres, por el ataque a un grupo de las Brigadas Blanquiazules, los seguidores ultras del RCD Espanyol, en un bar de Cornellà el pasado 28 de noviembre. El local sufrió importantes destrozos y dos personas resultaron heridas.

El día de la agresión, alrededor de las 14:00 horas de la tarde –antes de que se disputase el partido entre el RCD Espanyol y la Real Sociedad–, un grupo de violentos neonazis del FC Barcelona, armados con martillos y porras, se presentaron en el bar Los Cazadores de Cornellà, que se encuentra a escasos metros del RCDE Stadium. Iniciaron entonces una fuerte disputa con los ultras pericos, que desembocó en una gran pelea. En la misma resultaron heridos un joven de 18 años y una trabajadora del bar.

Según han podido constatar los investigadores, la agresión se produjo como respuesta a un ataque que los ahora detenidos sufrieron días antes por parte de seguidores radicales del Benfica, en colaboración con algunos miembros radicales del Espanyol.

Las detenciones se produjeron el pasado martes, día 26 de abril. Después de pasar a disposición judicial, los tres arrestados han quedado en libertad con cargos. El juez les ha impuesto la medida cautelar de no acercase a menos de 500 metros de las víctimas, así como del bar donde ocurrieron los hechos.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: