Los Mossos d’Esquadra han detenido a un hombre en Igualada (Barcelona) en relación con la sádica agresión sexual que sufrió en esta población una menor de 16 años el pasado 1 de noviembre, tras más de cinco meses de investigaciones. Los Mossos están registrando esta mañana una vivienda de en el que ha sido detenido el presunto autor.

Un portavoz de los Mossos ha precisado que la detención ha tenido lugar esta misma madrugada, aunque ha eludido dar más detalles de la misma al estar el caso bajo secreto de sumario. El detenido es un repartidor de nacionalidad boliviana de unos 20 años con antecedentes por agresiones sexuales y sin relación con la víctima.

La Unidad Central de Agresiones Sexuales de la División de Investigación Criminal (DIC) se ha encargado de la búsqueda del agresor de la menor, que permaneció más de un mes hospitalizada tras sufrir un grave traumatismo craneoencefálico al ser agredida con algo parecido a una barra de hierro, con pérdida de audición en un oído, y varios desgarros internos que le han dejado importantes secuelas.

La investigación para hallar al presunto agresor ha sido larga y compleja, pues apenas había pistas sobre el autor o autores de la violación, que se produjo de madrugada en el polígono Les Comes de Igualada, tras salir la menor de la discoteca Epic, donde había acudido con unas amigas. En su investigación, los agentes analizaron las cámaras de seguridad de la zona para intentar identificar a una persona que, según las amigas, la acompañó a la salida de la discoteca.

La investigación policial ha sido compleja por la falta de indicios. Muchas cámaras del polígono no funcionaban y los Mossos han tenido que trabajar con imágenes borrosas, además de analizar la declaración de diversos testigos. Por eso se estableció un dispositivo específico con vigilancias nocturnas y reconstrucción del recorrido de la menor a la misma hora que salió de la discoteca y acudió a la estación de tren. Así localizaron al sospechoso que presuntamente había estado en el mismo local de fiesta esa noche. Ahora los agentes registran su domicilio en Igualada por si hubiera pruebas relacionadas con este delito.

Abusó de su hermana de 7 años

El hombre de 21 años, detenido este jueves como presunto autor de la brutal violación a una menor de 16 años en Igualada el pasado 1 de noviembre, tenía antecedentes por violencia sexual: había abusado de su hermana de siete años. De hecho, su propia madre lo había echado de casa después de que su hija de siete años le explicase que su hermano mayor había abusado sexualmente de ella, según ha explicado La Vanguardia.

Además de estos antecedentes por abusos, el detenido tiene otra denuncia por malos tratos, en este caso de una expareja. De hecho, ni esta expareja, ni la última mujer con la que mantuvo una relación, ni su propia madre quieren saber nada de él.

“No tiene principios, ni moral”, declaró a La Vanguardia un responsable policial sobre el detenido por ser el presunto autor de la violación de Igualada. El hombre de 21 años, que trabajaba como repartidor, tampoco tenía relación con sus vecinos de Igualada, ciudad en la que alquiló una habitación después de que su madre lo echase de casa.

En un principio, compartía la vivienda del número 13 de la calle Sant Sebstià, donde este jueves fue detenido, con otras dos personas, pero más adelante ellos se mudaron y el sospechoso quedó solo.  El arrestado pasará a disposición judicial este sábado, según han informado fuentes cercanas al caso.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: