La portavoz nacional del Sindicat d’Estudiants dels Països Catalans (SEPC), Marta Daviu, ha comparecido en Barcelona tras destapar La Directa que un agente de la Policía española se infiltró durante dos años en movimientos de la izquierda independentista y de defensa del derecho a una vivienda.

Daviu ha lamentado estos «dos años de mentiras» en que el policía infiltrado se habría escondido bajo una identidad falsa que respondería al nombre de Marc Hernàndez Pon y habría conseguido acceder a información privilegiada, al haber participado incluso en debates y asambleas de este movimiento.

La denuncia pública ha ido en paralelo a la información publicada en el digital La Directa, donde se recoge que el infiltrado, que se matriculó en el grado de Educación Social de la Universitat de Barcelona (UB), participó en colectivos de la izquierda independentista con algunos cargos de responsabilidad. En concreto, explica que hizo de topo en el SEPC, en el Casal Popular Lina de Òdena y en Resistim el Gòtic.

El policía estudió criminología en la Universitat de Girona y, después de hacer unas prácticas en la Policía municipal, ingresó en la Policía española. A finales del 2019 es cuando recibió la identidad falsa y el encargo de adentrarse en los movimientos, según La Directa.

«Si nos persiguen es porque somos motor de cambio», ha asegurado Daviu tras insistir en que la lucha del movimiento político que representan supone una «amenaza real» contra el mantenimiento del «statu quo» en el Estado español.

Por su parte, el portavoz de Alerta Solidària Martí Majoral ha asegurado que han podido contrastar esta cuestión y que están haciendo acompañamiento a las personas «más afectadas» por el engaño durante estos dos años, y que durante los próximos días seguirán con más reuniones de apoyo.

Ha explicado que la verificación de los hechos por sus mecanismos internos de seguridad les ha llevado a expulsar a esta persona de todos los grupos de comunicación y redes sociales pasadas las 6.00 de la mañana de este lunes.

«Esta persona se infiltró porque estamos haciendo bien nuestro trabajo», ha señalado Majoral, tras insistir en que no descartan acudir a la vía judicial pese a la poca confianza de conseguir una resolución favorable vía justicia española.

También ha anunciado que preguntarán sobre esta cuestión al Ministerio español de Interior a través del Congreso de los Diputados y, desde el Parlament, se pedirá al departamento de Universidades que aclare «en qué condiciones esta persona ha ocupado una plaza pública» de estudiante en la UB.

En el acto, que se ha celebrado esta mañana frente al edificio histórico de la Universitat de Barcelona, estaban presentes varios representantes de la CUP, como los diputados en el Parlament de Cataluña Eulàlia Reguant y Xavier Pellicer.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: