Debacle electoral de Emmanuel Macron en la segunda vuelta de las elecciones legislativas. La coalición del presidente francés se habría quedado muy lejos de la mayoría absoluta en la Asamblea Nacional (mínimo 289 escaños). Según los sondeos a pie de urna, la alianza centrista habría obtenido entre 210 y 250 diputados en unos comicios marcados, de nuevo, por la elevada abstención (54%).

El principal culpable de la victoria insuficiente de la candidatura macronista, la coalición de Jean-Luc Mélenchon, la Nueva Unión Popular Ecológica y Social (NUPES), se habría erigido como la principal fuerza de oposición. La unión de la Francia Insumisa, el Partido Socialista, los verdes y los comunistas habría conseguido entre 170 y 190 representantes. Esta cifra habría multiplicado por tres o cuatro la presencia de diputados de izquierdas en el parlamento francés.

El partido de Marine Le Pen habría logrado el objetivo de obtener un grupo parlamentario más fuerte. Habría duplicado sus escaños y ha sumado entre 75 y 95 diputados. Con más del 10% de los representantes de la cámara, la Agrupación Nacional habría superado el récord de 35 escaños en el 1986.

Los Republicanos, partido de centro-derecha afín al PP en Francia, sería la cuarta fuerza parlamentaria. La derecha republicana habría perdido la mitad de su representación y solo obtendría entre 60 y 75 escaños. A pesar del hundimiento de la candidatura, los representantes de LR podrían tener un papel clave en la Asamblea Nacional si pactaran el nuevo gobierno del primer ministro con la coalición de La República En Marcha.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: