La Guardia Civil, en colaboración con la Policía de Fronteras francesa, ha desarticulado en el norte de la Península una organización criminal que se dedicaba a llevar inmigrantes ilegales a Francia.

Los agentes han arrestado a dos personas en las comunidades autónomas de Navarra y el País Vasco. También han logrado que un tercer inidividuo implicado en la trama delictiva fuera puesto a disposición de la justicia francesa.

Por otro lado, han llevado a cabo un registro domiciliario en la localidad navarra de Bera, donde han incautado dos teléfonos móviles, dos ordenadores portátiles y un navegador GPS, cuyo contenido será analizado posteriormente.

Los miembros de la banda captaban a migrantes que habían llegado a la península ibérica mediante embarcaciones procedentes de África y que querían entrar en territorio francés. Así, les ayudaban a hacerlo de manera clandestina, sobre todo con destino a las localidades de Hendaya, Bayona y Burdeos.

Tras llegar las partes a un acuerdo sobre el precio a pagar, los delincuentes ocultaban a los inmigrantes en un vehículo-vivienda estacionado en un lugar próximo a la frontera francesa durante los momentos previos a los pases.

Asimismo, adoptaban “fuertes medidas de seguridad” como utilizar vehículos lanzadera para vigilar la zona con el objetivo de alertar sobre los posibles controles de seguridad y asegurar las rutas de traslado. En los últimos cuatro meses la organización criminal logró realizar alrededor de 40 traslados, cada uno de ellos con grupos de entre tres y cuatro personas.

La semana pasada, la Guardia Civil y la Policía Nacional desmantelaron en la isla de Gran Canaria una organización criminal que proporcionaba documentación falsa a migrantes para que viajaran hasta la península ibérica u otros países de la Unión Europea.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: