El Ayuntamiento de Barcelona desalojará este febrero las antiguas pajarerías de La Rambla, convertidas desde hace años en tiendas de souvernirs.

El desahucio podría producirse la semana que viene, ya que los gestores de estos locales recibieron a finales de enero una notificación informativa avisando que el desalojo se produciría en un mes.

Los empresarios que gestionan estos puestos han presentado un recurso de alzada contra esta notificación y han pedido una mediación judicial para solucionar este conflicto con el consistorio, según informa este martes la agencia de noticias ACN. Defienden que las licencias siguen en vigor y reclama al gobierno de Ada Colau un diálogo «real» y una solución negociada.

Las concesiones de las antiguas pajarerías se otorgaron en 1971 y tenían una duración de 50 años. En el año 2000 ecologistas y vecinos denunciaron que los gestores de estas tiendas de animales lanzaban ejemplares muertos a la basura y que incumplían la Ley. En el 2009, el gobierno de Jordi Hereu (PSC) retiró la licencia para vender animales.

Actualmente, hay 11 locales que mantienen una lucha por la legitimidad de la concesión desde hace cuatro años. Recuerdan, además, que ya presentaron un recurso contencioso pendiente de resolución.

El 14 de junio de 2021, una resolución del Ayuntamiento declaró la extinción de las concesiones. Asegura el consistorio que tiene derecho a clausurar y a demoler las paradas y se acoge al nuevo plan especial de ordenación de La Rambla, que no prevé que estos 11 puntos de venta sigan en pie.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: