El Sindicat d’Habitatge del Raval, vecinos y entidades del barrio han intentado parar hasta el último momento el desahucio de una familia que vivía en un local en la calle de Cardona, pero no ha sido posible.

Este lunes por la mañana los Mossos d’Esquadra han acabado ejecutando el lanzamiento (era el segundo intento). Los afectados son una pareja y su hijo, menor de edad.

Desde la entidad denuncian que la propiedad, un gran tenedor, se ha negado a negociar con los afectados, a pesar de que se trata de «un caso de extrema vulnerabilidad».

Un grupo de personas se ha colocado ante la puerta para intentar evitar el desahucio, pero los Mossos d’Esquadra, las han ido apartando, una a una.

Según han explicado desde el Sindicat d’Habitatge del Raval, a la madre del menor la acaban de operar de cataratas en un ojo (está pendiente de una segunda operación) y, por eso, reclamaban que, como mínimo, pudiera hacer el reposo domiciliario que le ha recomendado el médico.

Además, las entidades explican que la familia tenía un informe de vulnerabilidad. Este lunes han intentado negociar con la propiedad unos meses de margen hasta que encontraran otra alternativa. No ha sido posible y la comitiva judicial han dado el visto bueno al desahucio.

En el momento del lanzamiento, el hijo se encontraba en la escuela. La única alternativa que les han dado desde los Servicios Sociales es una pensión en Santa Coloma, que han aceptado «para no quedarse en la calle».

La familia vivía desde hacía cinco años en este local, que habían habilitado como vivienda. Las entidades que les apoyaban explican que este espacio había funcionado durante un tiempo como narcopiso (generando muchas molestias al barrio y al vecindario) y que ellos lo habían «dignificado».

Además, aseguran que en el mismo edificio, en la primera planta, hay otro narcopiso que ahora mismo está en funcionamiento y que «nadie ha desalojado».

Desde el Sindicat d’Habitatge del Raval afirman que la propiedad del local es una sociedad limitada que está a nombre del jefe de MK Premium, una empresa de inversiones inmobiliarias conocida por el caso de la calle de Lancaster y que se querelló contra la ex regidora de Ciutat Vella Gala Pin, en 2018.

Redacción en | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: