Una treintena de personas han participado esta mañana en una caminata reivindicativa por los terrenos donde se pretende ubicar el proyecto turístico y de juegos de azar de Hard Rock. La acción, organizada por la plataforma Aturem BCN World, ha denunciado el impacto que supondría el proyecto para el medio natural de Vila-seca i Salou.

Por otro lado, los activistas también han reiterado la crítica al gobierno catalán por haber destinado 108.398,18 euros en informes relacionados con el nuevo Plan Director Urbanístico (PDU) del complejo lúdico. Según el portavoz de la plataforma, Joan Pons, “quien tendría que haber financiado estos trámites tendría que haber sido el promotor del proyecto y no el Incasòl”.

Diez años después del primer anuncio de BCN World, los activistas esperan que se entierre el proyecto de Hard Rock para siempre.

Cifras desmedidas

Hard Rock Entertainment World (inicialmente BCN World y posteriormente Centre Recreatiu i Turístic de Vila-seca i Salou) es un proyecto de macrocomplejo turístico y de ocio que ocuparía 825 hectáreas (8,25 kilómetros cuadrados) y estaría situado en las inmediaciones del resort PortAventura World, en el término municipal de los ayuntamientos de Salou y Vilaseca.

El complejo constaría de varios hoteles, casinos y salas de juego, dos parques temáticos, un parque acuático, campos de golf, un club de playa, centro de convenciones, salas de teatro, oficinas, centros comerciales, restaurantes, piscinas y zonas deportivas, además de otros proyectos en marcha.

El proyecto fue anunciado el 7 de septiembre de 2012, por los impulsores del proyecto: el empresario inmobiliario Enrique Bañuelos representando al grupo Veremonte, el presidente de La Caixa, Isidro Fainé, el presidente de la Generalidad de Cataluña, Artur Mas, y varios consejeros. El espacio a urbanizar serían una 850 hectáreas en las que se construirían 1,5 millones de metros cuadrados.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: