La Fiscalía de Barcelona ha denunciado a Eloi Badia, concejal de emergencia climática del Ayuntamiento de Barcelona y presidente de Tersa, la empresa pública que controla la incineradora de residuos de Sant Adrià de Besòs, por un delito ecológico presuntamente cometido con la emisión de partículas contaminantes de estas instalaciones.

La denuncia, revelada por El Periódico, también se ha dirigido contra el jefe de explotación de Tersa y ya ha sido admitida a trámite por un juzgado de Barcelona, ​​que ha solicitado a la dirección general de Calidad Ambiental de la Generalitat datos sobre la emisión de contaminación a la atmósfera de los últimos cinco años y un informe sobre un aspecto contractual, añade la misma información.

La Fiscalía atribuye a los dos denunciados la realización o el consentimiento de prácticas «contrarias a la normativa ambiental» que podrían causar «un riesgo grave» para las personas que viven cerca de la planta de Sant Adrià. En particular, especifica El Periódico, Tersa no estaría realizando el control sobre la temperatura de los gases de combustión en la quema de residuos.

Las pesquisas de la Fiscalía, iniciadas en 2018, tienen su origen en una denuncia sobre presuntas irregularidades de la incineradora, presentada por la coordinadora vecinal Airenet.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: