19 septiembre, 2020

Defendamos el derecho a reunión y manifestación

MANIFESTACIÓN CORONAVIRUS

El pasado martes 21 de abril comunicamos al Departament d’Interior de la Generalitat de Catalunya la realización de una concentración ante el Parlament en el marco del debate y aprobación del Proyecto de Ley de Presupuestos 2.020 -y de la correspondiente Ley de Acompañamiento – el próximo viernes 24 de abril. En la misma, se aclaraba específicamente el cumplimiento estricto de las normas de seguridad y de salud pública vigentes, así como la participación de un número limitado de personas. Pero la solicitud ha sido denegada debido a una supuesta prohibición general del ejercicio del derecho a reunión y manifestación, cuestión totalmente injustificada y al margen de la legislación vigente. En este sentido, esta mañana, mediante el abogado Benet Salellas Villar, hemos presentado un recurso contencioso administrativo en el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya al que esperamos respuesta en las próximas 48 horas.

Nos encontramos en un contexto general de crisis sanitaria y económica sin precedentes. Es el resultado de años de políticas de recortes y privatización que han desmantelado el sistema sanitario público, que han cerrado miles de camas de hospitales y han despedido miles de profesionales. Y también el de una gestión – con el Gobierno PSOE-Unidas Podemos a la cabeza- que ha priorizado permanentemente los intereses patronales por encima de la vida de las personas. En esta situación, el Gobierno de Catalunya (JxCat-ERC), pretende aprobar con el apoyo de En Común Podem su proyecto de Presupuestos 2.020 este viernes. Si ya eran vergonzosos antes, lo son aún más en el marco de la actual pandemia, tal como explicamos en nuestra última declaración.

Por ello, desde Lucha Internacionalista hemos propuesto a diversos colectivos y organizaciones que defendemos los servicios públicos y los derechos sociales realizar una convocatoria simbólica de denuncia ante el Parlamento durante la tramitación de estos presupuestos, limitando el número de representados por organización y cumpliendo con las medidas sanitarias. Entendemos la negativa por parte del Departament de Interior y el Gobierno de la Generalitat como una vulneración flagrante de derechos fundamentales. La declaración del estado de alarma no suspende ni puede suspender el derecho a reunión. Pero, mientras se obliga a los y las trabajadoras a salir a la calle y volver masivamente a su trabajo sin cumplir con las medidas de protección necesarias, se prohíbe una concentración de pocas personas -cumpliendo con la distancia social y las normas vigentes- en defensa de la sanidad y los servicios públicos y en denuncia de unos presupuestos que no harán más que agravar la situación actual.

Esta negativa se suma a los cientos de miles de sancionados durante el estado de alarma, miles de detenidos y decenas de denuncias de carácter discriminatorio y, en muchos casos, racista por parte de los cuerpos policiales. No podemos permitir que se vulneren nuestros derechos fundamentales. Hay que defenderlos y más aún en este contexto de crisis. Exigimos al Departament de Interior y al Gobierno una rectificación. Y llamamos a sindicatos, organizaciones y colectivos a apoyar esta reivindicación y defender de forma unitaria el derecho a manifestación, base fundamental e imprescindible para que esta crisis no la paguemos las trabajadoras.

*Puedes leer aquí la demanda presentada por Lucha Internacionalista.

Puede que te hayas perdido

Real Time Web Analytics