El presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, ha anunciado este viernes que no se presentará a la reelección en el cargo y que cederá la presidencia al filósofo Xavier Antich si así lo deciden los socios de la entidad.

En declaraciones a RAC1, Cuixart ha explicado que tampoco se presentará a la reelección el actual vicepresidente dela entidad, Marcel Mauri. La asamblea en la que se oficializará su salida de la presidencia de Òmnium se celebrará el próximo 26 de febrero, según ha explicado Cuixart: “No había mejor momento para pasar el testigo que ahora”.

La decisión de Cuixart pretende ser un revulsivo para el independentismo y que supere la fase contemplativa actual para buscar nuevos líderes. Aseguró que pese a dejar el cargo seguirá vinculado a Òmnium y siendo activista, pero que no entrará en política. “Me parece que es el momento de pasar el testigo a Xavier Antich y al resto de compañeros de la Junta”, dijo Cuixart porque considera que la entidad está consolidada. Además, cree que es necesario tener nuevos liderazgos en el independentismo porque cree que en el contexto actual hay una “incapacidad manifiesta de trazar una estrategia compartida”, que ve imprescindible.

“La graduación de las gafas de 2017 para 2022 se tiene que volver a ajustar” y por eso pidió fortalecer las organizaciones independentistas porque de esta forma “propiciarán mucho más una estrategia compartida que liderazgos anteriores”. Sin embargo, aseguró que figuras como el expresidente Carles Puigdemont o el líder de ERC Oriol Junqueras siguen siendo referentes importantes.

En este sentido considera que es necesario “dejar espacio” para que puedan aflorar nuevos líderes porque “será el mejor servicio que podamos hacer al país”. Así considera que el independentismo no va de personas y que la prioridad debe ser tejer una estrategia conjunta para que los catalanes puedan votar en un referéndum de autodeterminación.

Tras este anuncio se han conocido numerosas reacciones del independentismo. El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha expresado a Cuixart su gratitud “por el trabajo hecho y las luchas compartidas”, como su “actitud siempre positiva y abierta”, que “marca el camino hacia una Cataluña libre”. Carles Puigdemont también se ha mostrado agradecido con Cuixart por todo lo que han “compartido, luchado y conseguido”, mientras que el expresidente Quim Torra le ha expresado asimismo su “profundo” agradecimiento: “La fuerza que has dado al movimiento por la independencia no se acabará nunca”.

El líder de ERC, Oriol Junqueras, ha destacado su “compromiso indiscutible con la gente y el país”, así como su “papel indispensable en el camino a la independencia de Cataluña”. Por su lado, Xavier Antich, probable sucesor del hasta ahora presidente de Òmnium, ha puesto de relieve el “inmenso, extraordinario y titánico trabajo” de Cuixart y del vicepresidente de la entidad, Marcel Mauri, que también dejará el cargo.

La Assemblea Nacional Catalana (ANC), la otra gran entidad civil del independentismo durante el procés, ha asegurado en un tuit que continuará “luchando” junto a Cuixart y Mauri “desde las calles, para ganar la independencia”. La CUP ha elogiado la “entrega y el compromiso insobornable” de Cuixart: “Por la cultura, por la autodeterminación, por la justicia social, por todas las luchas compartidas, ¡seguimos!”, ha reivindicado. El vicepresidente de JxCat Jordi Turull, condenado como Cuixart tras el juicio del procés e indultado el pasado mes de junio junto al resto de presos independentistas, ha expresado su reconocimiento a su “compañero y amigo de trinchera y prisión”.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: