La responsable de análisis social e incidencia de Cáritas en Barcelona, Míriam Feu. (@caritasbcn)

El 40% de las familias con niños y adolescentes atendidas por Cáritas en Barcelona se encuentran en riesgo de exclusión social. Así lo dictamina el último informe de la entidad, que hoy ha presentado un adelanto del mismo. Según los datos recogidos en la diócesis de Barcelona, las familias con menores en situación de vulnerabilidad representan el doble de casos que los de los hogares sin hijos.

En este sentido, un 20% de las familias con niños y adolescentes no tienen ingresos, un porcentaje que crece 16 puntos en comparación con antes de la pandemia. Esto comporta, resalta Cáritas, que un 44% de los hogares no puedan seguir una alimentación adecuada y que un 50% no puedan pagar los gastos relacionados con la vivienda.

En el caso de los hogares donde entra algún ingreso, en un 43% de los casos les resulta imposible asumir gastos imprevistos y la mitad han reducido la compra de ropa y calzado. El mismo informe señala que un 11% de las familias con menores se han visto obligadas a compartir piso con personas desconocidas, mientras que un 26% ha tenido impagos relacionados con la vivienda o los suministros básicos. Cáritas también ha constatado que una de cada dos familias monoparentales tienen riesgo de exclusión social.

En cuanto al impacto en la salud mental, el 67% de los padres y madres de familias acompañadas por Cáritas presentan riesgo de sufrimiento psicológico, triplicando la situación del conjunto de la población de Barcelona de 15 años o más.

«Todas estas dificultades son un enorme obstáculo en las oportunidades académicas de los niños, y puede acabar incrementando los porcentajes de pobreza y de exclusión futuras», ha avisado la responsable de análisis social e incidencia de Cáritas en Barcelona, Míriam Feu.

El análisis hecho por la entidad también recoge las peticiones que las familias hacen a las administraciones para mejorar su situación. Un 36% pide más viviendas de alquiler social, un 26% reclama más ayudas para encontrar trabajo, y un 18% desea más prestaciones por hijos a cargo. Entre las consultas hechas a los niños, un 24% pide más ayudas para las personas vulnerables, un 19% insta a las administraciones a facilitar la búsqueda de empleo a los padres y un 18% quiere vivir en una vivienda digna.

En función de esta radiografía, Cáritas ha instado a los responsables políticos a atender las demandas de los niños. Pe eso ha reclamado aumentar el gasto en protección social para lograr la media europea. En este sentido, ha propuesto que se aumente la prestación por hijo a cargo o que se garantice el acceso a internet a las familias más vulnerables. Con relación a la vivienda, la entidad defiende la asignación de un complemento económico a la Renta Garantizada de Ciudadanía y reclama ampliar el parque público.

Comparte:

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.