21 septiembre, 2020

Cuatro activistas LGBTI, a juicio por detener el bus de Ciudadanos el 28-J

El juicio se celebrará el próximo 13 de octubre y están acusados de coacciones y daños
activistas LGBTI
Los activistas impidieron el paso del vehículo.
R@MBLA

La manifestación por la liberación LGBTI que se celebra cada año entorno del 28 de junio, tuvo lugar el años pasado en un contexto postelectoral. Las manifestaciones de todo el estado español criticaron de manera contundente el pacto de Ciudadanos con la extrema derecha de Vox por acordar gobiernos en varios municipios y comunidades autónomas.

El partido naranja, que en campaña presumía de defender los derechos de las personas LGBTI, ha tolerado, aceptado y promovido, no obstante, políticas como el conocido “pinparental”, el señalamiento de docentes y profesionales de la diversidad afectiva, sexual y de género o el recorte en los recursos de prevención y tratamiento de violencias LGBTI-fóbicas.

En el caso de Barcelona, el bus de Ciudadanos intentó acceder a la manifestación de Plaça Universitat, en la que, no participan carrozas, autobuses ni vehículos similares. Por esta razón y por el contexto político, un buen grueso de manifestantes interpretaron la acción del partido que preside Inés Arrimadas como una provocación y se unieron al servicio de orden de la manifestación para evitar la incorporación del vehículo a la movilización.

Cuatro militantes LGBTI a juicio

El próximo 13 de octubre tendrá lugar el juicio en qué cuatro activistas que participaban de la manifestación serán acusados de coacciones y daños por Ciudadanos. La organización por la liberación afectiva, sexual y de género CridaLGBTI considera que “los intereses del colectivo LGBTI son claramente contrapuestos a los de este partido de derechas y que la organización de la manifestación, que incluía reivindicaciones contrarias a las del bus naranja, era soberana de aceptar o no a los participantes que considerara oportunos”.

La CridaLGBTI denuncia, además, “la persecución ideológica de los militantes, que van a juicio por el sólo hecho de participar en una manifestación, de garantizar el desarrollo con normalidad de la misma y de definirse como anticapitalistas, feministas y antifascistas”.

Finalmente, añaden que “ante la práctica habitual de Ciudadanos, basada en provocaciones para obtener rédito político, las entidades LGBTI no agacharán la cabeza y seguirán trabajando por una sociedad más inclusiva, igualitaria y libre de violencias y discriminaciones”.

Puede que te hayas perdido

Real Time Web Analytics