El juzgado de instrucción 14 de Barcelona ha imputado por presunta corrupción a siete cargos de los Bomberos de la Generalitat, tras encontrarse indicios de facturas hinchadas y de pagos de comisiones del 2% en el servicio de mantenimiento de los vehículos del cuerpo, según La Vanguardia.

El director del servicio de extinción hasta junio, Manel Pardo, deberá justificar Pardo la existencia de facturas duplicadas e incluso triplicadas de reparaciones que nunca se realizaron en vehículos de extinción. La causa está abierta por presunta corrupción, por un delito contra la administración pública, que en los últimos meses ha investigado la unidad central anticorrupción de los Mossos d’Esquadra, tutelada por la magistrada Miriam de Rosa y la fiscal anticorrupción Marta Marquina.

En 2020 se cerró con una deuda de más de 1,7 millones de euros que quiso corregirse con facturas en enero, febrero y marzo de 2021. La situación económica provocó una reunión urgente con una letrada de Interior en que Pardo defendió su gestión y en la que advirtió que aquel contrato estaba «históricamente mal dimensionado en el ámbito económico», lo que provocaba una deuda cada vez mayor.

En el encuentro con la letrada, Pardo utilizó un documento impreso en el que con un bolígrafo anotó «+2%», mientras decía en voz alta: «Estas son las facturas más el 2 por ciento», según explicó el diario.

Después de que la funcionaria pidas explicaciones, Pardo respondió asegurando que «no podemos quejarnos porque antes la cifra a pagar era mayor». La letrada replicó que esperaba que lo que estaba sugiriendo no fuese lo que sospechaba y le advirtió que lo trasladaría todo a su superior, el jefe de la asesoría jurídica de Interior, Francesc Claverol.

A raíz de esa reunión, se inició una investigación interna. Los letrados analizaron al azar facturas de ese primer trimestre. El primer análisis advirtió de la existencia de numerosas irregularidades: facturas de revisiones realizadas varias veces en el mismo vehículo, reparaciones a vehículos con matrículas que no se correspondían y facturas sin conceptos, entre otros indicios. El informe fue enviado a la Fiscalía.

Según informa La Vanguardia, a finales de diciembre, la magistrada de Rosa levantó el secreto y citó a declarar como imputados a toda la cúpula anterior de Bomberos (cinco altos funcionarios ) además del actual director, Joan Delort, y al gerente de Iturri – empresa contratista en Cataluña para el mantenimiento de la flota de camiones- y responsable de la firma en Cataluña, Eduardo José Díaz Hervás.

La investigación ha durado un par de meses, en los que, de momento, ha sido imposible acreditar el enriquecimiento o pago de prebendas por parte de la empresa. Los Mossos intentaron que la investigación siguiera para examinar toda la facturación de Iturri. No sólo la que estaba referida a los vehículos de Bomberos, sino el resto de contratos con Interior, como Agents Rurals o los propios policías, según informa el diario.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: