El departamento de Empresa i Treball de la Generalitat, a través del Servei d’Ocupació de Catalunya (SOC), ha activado una línea extraordinaria de ayudas para los refugiados de Ucrania a través del programa Treball i Formació. Según ha detallado hoy el ejecutivo catalán, la iniciativa quiere facilitar el acceso al mundo laboral a los refugiados ucranianos que están en Catalunya a causa de la guerra, así como aumentar sus competencias profesionales e idiomáticas. Para ello, se destinarán cuatro millones de euros y se calcula que se beneficien unas 130 personas.

Las personas inscritas en el programa tendrán un contrato laboral de una duración de entre seis y doce meses y recibirán acompañamiento durante la inserción y el transcurso del trabajo. Además, durante la jornada laboral también recibirán formación en catalán.

Las personas beneficiarias serán aquellas que estén como demandantes de empleo y que se les haya concedido la protección temporal. Asimismo, se priorizarán las personas con familiares económicamente a cargo, las familias monoparentales, aquellas que estén alojadas en una familia de acogida, los mayores de cuarenta y cinco años y las mujeres que se encuentren en situaciones de violencia machista, tráfico de seres humanos o trabajo sexual.

El Govern también ha decidido priorizar a personas que se encuentren en situación de discriminación por la condición sexual o identidad de género y de diversidad funcional. En la convocatoria se podrán presentar los ayuntamientos, los consells comarcales, las entidades con competencia en materia de políticas activas de empleo y las entidades sin ánimo de lucro que actúen en Catalunya.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: