Tres neonazis han sido condenados este martes a pagar 690 euros de multa cada uno por la paliza que dieron a tres manifestantes independentistas en el metro de Barcelona el 9 de septiembre de 2018. La fiscalía, que pedía un año y nueve meses de prisión, ha rebajado la petición de pena hasta los dos meses y 25 días de prisión. Los acusados ​​aceptaron la rebaja y la condena se les sustituyó por una multa. Los hechos ocurrieron al mediodía, cuando los tres ultraderechistas, volviendo de una manifestación en contra del independentismo, vieron en el vagón de metro a tres jóvenes con camisetas con consignas favorables a la independencia del País Vasco y empezaron a increparlos y a golpearlos hasta que unos Mossos de paisano les detuvieron.

Según el escrito de calificación de la fiscalía, citado por la ACN, los tres acusados ​​acudieron a una manifestación bajo el lema ‘Recuperando la dignidad’. Tras la movilización, entraron en la línea 1 del metro y en la estación del Clot subieron las tres víctimas. Una de ellas llevaba una camiseta en la que se leía ‘Euskal herria’.

Según la fiscalía, uno de los acusados ​​se fijó en el joven de la camiseta y empezó a insultarle, diciéndole: “indepe de mierda, vamos a pegarnos, terrorista”. Tras proferir los insultos pasó a la agresión física y empezó a golpear al chico.

Los dos jóvenes que acompañaban a la víctima trataron de protegerle y de impedir los golpes. En ese momento, agentes de Mossos d’Esquadra de paisano intervinieron y detuvieron la pelea.

Según el relato de la calificación, dos de ellos recibieron una patada cada uno y el tercero una bofetada. Los otros dos atacantes contribuyeron a la paliza manteniendo un “ánimo exaltado”.

En la estación de Navas, la víctima bajó del vagón y huyó corriendo mientras el neonazi que le había pegado le gritaba: “Te reventaré, maricón de mierda”.

También según el relato de fiscalía, durante los hechos, los atacantes estuvieron haciendo el saludo fascista y entonando proclamas nazis como ‘sieg heil’ (que se traduce como ‘viva, eterna la victoria’).

Las víctimas sufrieron diferentes lesiones: uno de ellos, una contusión en la barriga, otro una contusión en la muñeca y el tercero una contusión en las cervicales. Sin embargo, ninguna de estas lesiones les impidió seguir su vida normal.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: