El gobierno de Ada Colau y Jaume Collboni ha sido condenado por vulnerar el derecho de huelga, un derecho fundamental, el 8 de mayo de 2021. El sindicato Intersindical informa que ha ganado en primera instancia al Ayuntamiento de Barcelona ante el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 5 de Barcelona.

Según la Intersindical, a raíz de la huelga feminista del 8 de marzo de 2021, Día Internacional de la Mujer, un mando municipal del Instituto Municipal de Hacienda del consistorio barcelonés decidió, cuatro días antes del 8M, “establecer qué personas, con nombres y apellidos, debían prestar servicios mínimos en un servicio determinado y, por tanto, no podían hacer huelga. Una forma muy patronal de impedir el ejercicio de un derecho fundamental”, valora el sindicato.

Frente a esta “evidente vulneración de un derecho fundamental”, subraya la Intersindical, se decidió llevar al Ayuntamiento ante el Juzgado de lo Contencioso por vulneración del derecho fundamental de huelga. En primera instancia, la jueza ha dado la razón al sindicato. “No podían ni pueden establecer servicios mínimos con nombres y apellidos. En la sentencia se establece que pueden preguntar si hay voluntarios para realizar los servicios mínimos y después, si no los hay, pueden intentar obligar a trabajar a los huelguistas”.

Para la Intersindical es “muy grave” que sea una administración pública, “que debe ser garante de los derechos de la ciudadanía”, quien no los cumple y vulnera un derecho fundamental de los trabajadores.

(*) Con información de Metrópoli Abierta.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: