14 agosto, 2020

Comprar un seguro de salud, ¿algo necesario o innecesario?

Comprar un seguro de salud

Según las leyes españolas contenidas en la Constitución, todos los ciudadanos deben tener acceso a un sistema de salud que garantice su protección sanitaria. Sin embargo, los recursos del sistema de salud público en ocasiones pueden verse limitado o con tiempos de espera demasiado largos. Por lo que sería importante examinar las opciones y acudir a un comparador de seguros de salud para obtener la mejor alternativa que se ajuste a nuestras necesidades y presupuesto. 

De primera mano pareciera lógico contar con un seguro de salud para estar más confiado y tener acceso a una red bastante completa de centros de asistenciales privados. Pero se ha creado un mito en torno a la contratación de pólizas de salud respecto a su precio, pues hay quienes dicen que son inalcanzables sin siquiera detenerse a evaluar sus posibilidades. A continuación, aclararemos una serie de preguntas frecuentes y te mostraremos las ventajas y desventajas de contratar un seguro de salud. 

Principales ventajas

A parte de movilizarte con seguridad a donde quieras, contar con una póliza de salud tiene grandes ventajas. Aunque nadie espera sufrir un accidente para tener motivos para usar su seguro médico, estas son las principales razones por las cuales tener un seguro de salud puede ser beneficioso:

  • Acceso inmediato: con un seguro de salud no dependes de tiempos de espera en los centros asistenciales, pudiendo acceder al especialista requerido en cualquier momento. 
  • Variedad hospitalaria: los seguros por lo general cuentan con una red de centros hospitalarios privados afiliados a su servicio. Al contratar una póliza tendrás gran variedad para elegir según tus requerimientos. 
  • Consultas y pruebas especiales: el tiempo de espera de resultados para las pruebas médicas es reducido y además hay aseguradoras que permiten acudir a consulta externa en centros asistenciales privados sin necesidad de gastar la cobertura por emergencia. 
  • Comodidad: Si algo tienen los Hospitales privados es que brindan confort y comodidad a sus pacientes, con un seguro de salud tendrás acceso a hotelería de primera cuando requieras hospitalización. 
  • Profesionales y suministros: algo que prioriza la preferencia por la salud privada es que siempre cuenta con insumos y profesionales para la atención médica en el momento que lo requieras.

Algunas desventajas 

Si bien las aseguradoras brindan grandes ventajas y confort para sus clientes, hay algunas características que deben aplicar para acceder a sus planes de protección de salud. Estas pudieran representar alguna desventaja en caso de que se aspire a contratar una póliza de salud: 

  • Enfermedades preexistentes o embarazo: la mayoría de las aseguradoras brindan una cobertura limitada o escasa a clientes con enfermedades de base. Igualmente sucede con quienes contratan el servicio en medio de un embarazo.
  • Plazos de espera: hay compañías aseguradoras que colocan plazos de espera o carencia para poder acceder a determinados servicios. Es muy frecuente que para poder hacer uso del seguro por maternidad se deba esperar mínimo de 9 meses a un año con la póliza.
  • Condiciones de edad: las personas de edad avanzada representan mayor riesgo para las aseguradoras, por lo que, para ellos las pólizas de salud suelen ser más costosas.

Preguntas frecuentes antes de contratar

Es importante evaluar tanto las necesidades personales como el presupuesto antes de contratar un seguro de salud. Por ello recomendamos que además de analizar la oferta de las aseguradoras con un comparador de seguros de salud, evalúes los siguientes factores:

  • Edad: este factor es fundamental para las aseguradoras. Las damas en edad fértil por lo general cotizan a pólizas mucho más altas que los caballeros, sin embargo, un hombre de 60 años paga más por su seguro de salud que una mujer. Una persona considerada como joven se supone que requiera menos del uso frecuente de su seguro (al menos que se trate de un accidente) por lo que para los jóvenes es más barato y accesible un plan de protección de salud. 
  • Planificación: Si es el caso de que quieres planificar una familia, se recomienda prestar a los plazos de carencia para el uso de maternidad, si ya cuentas con una familia, prestan atención a los planes de atención familiar o grupos grandes. 
  • Atención funeraria: este punto es importante para cualquier edad. Nadie esta exento de sufrir un accidente, por lo que buscar un seguro que disponga adicionalmente del servicio funerario no está de más. 

 

Estos son solo algunos de los factores a tomar en cuenta antes de hacerse con la compra de un seguro de salud. De igual manera es recomendable leer con atención y sin omitir información, todas las condiciones que dispone la aseguradora para el uso de la póliza. La contratación de un seguro de salud siempre irá en función de las necesidades de quien la contrata. La ley natural de la vida indica que a mayor edad, mayor necesidad de atención médica, sin embargo, no está demás estar protegido con al menos una póliza básica de la cual se pueda disponer en cualquier momento.  

Puede que te hayas perdido

Real Time Web Analytics