Cómo decorar el hogar con mucho estilo

Cada zona de la casa juega un papel importante y merece cierta atención. En el comedor pasamos buena parte del día, bien comiendo o compartiendo momentos con la familia. Por eso, debe ser un sitio acogedor y confortable, pero sin dejar de lado el estilo.

En la actualidad, la decoración de interiores se basa en una optimización de los espacios. Por ello, es común encontrar viviendas que aprovechan para integrar el salón, la cocina y el comedor en un solo ambiente, separando cada zona por los muebles propios de cada uno.

Esta es una alternativa muy acertada, pero con la que hay que tener bastante cuidado para que todos los detalles se complementen unos a otros. Aunque no seamos especialistas en decoración, existen nociones elementales que se pueden considerar y que están muy ligadas a nuestros gustos personales. Por ejemplo, cuando decides qué grifo empotrado colocar en tu baño, lo más lógico es que veas la marca, pero también escogerás uno que vaya a juego con la decoración y que te resulte cómodo de utilizar.

Aquí se aplica un criterio similar. Todos los muebles y demás objetos decorativos tienen un papel protagonista, que lejos de causar conflictos, deben lograr armonía. Esto no es fácil de conseguir, pero tampoco se trata de una labor imposible.

La elección de la mesa

Este es, sin lugar a dudas, el asunto principal y a través del cual girarán todos los demás aspectos. Las mesas de comedor pueden ser de tres tipos: rectangulares, cuadradas y redondas.

En el caso de las rectangulares, suelen ocupar una buena cantidad de espacio porque tienen sitio para muchos comensales (generalmente superan los 6). Por ello, habrá que asegurarse de que exista un área acorde donde colocarla, que no impida el paso.

Si son cuadradas o redondas, estas pueden disponerse en zonas más pequeñas, pues son la elección de familias que tienen pocos miembros.

En correspondencia con la mesa se deben escoger las sillas. Antiguamente estas eran seleccionadas a juego, pero hoy eso no está tan de moda. Lo usual es escoger primero la mesa y después los asientos, tratando que tengan alguna similitud, pero pudiendo escogerse colores y texturas distintas, agradables a la vista y funcionales.

Es muy recomendable que las mesas de comedor se coloquen en un lugar donde la luz se refleje de forma natural. Por ello, la casa deberá disponer de una buena cantidad de ventanas. Recuerda que estas deben tener un buen sistema de seguridad para evitar intromisiones de personas extrañas, por lo que si se te presenta cualquier problema, no dudes en contactar con un servicio como el de Cerrajeros Eixample.

Otros elementos decorativos

Si ya has escogido la mesa y sus sillas, la mayor parte del trabajo está hecho. Ahora te quedará complementar el espacio con los detalles más bonitos para que todo el entorno resalte tal y como deseabas.

Las lámparas de techo son muy recomendables para estos espacios, ya que no solo cumplen una función de iluminación, sino también para decorar. Por ello, habrá que escoger la que más vaya a juego, que pueda contrastar y servir para tener todo perfectamente visible en las noches. De la misma forma, se deben escoger unas persianas que vayan a juego con el estilo.

En este tema hay que hacer aclaratorias que podrían ayudar a las personas que sean menos conocedoras de temas de decoración. Todas las persianas no funcionan para los mismos fines, por ejemplo hay de estructuras metálicas que se utilizan en negocios, como las que venden en persianas-barcelona.net; pero para las casas es mejor apostar a los estilos de paneles o de los modelos austriacos y, para las oficinas, las que son hechas en aluminio van muy bien.

En cuanto a los cuadros, las repisas y los adornos, estos ya son detalles más pequeños con los que podrás ir jugando a medida que vas colocando todo en su mejor lugar.

Es necesario recordar, en caso de que hayas decidido hacer una reforma, que los materiales utilizados en la construcción, también tendrán un papel trascendental en lograr un equilibrio de las zonas. Por ejemplo, hay tarimas resistentes al agua que logran acabados de primera calidad y aportan el beneficio de no mancharse o dañarse con líquidos, por lo que resulta una opción ideal para el área del comedor, sobre todo cuando se vive con niños.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.