El lío en el gobierno municipal de Barcelona no ha hecho más que empezar. Hoy la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha considerado «poco serio» que Jaume Collboni le comunicara por WhatsApp que dejaba el gobierno municipal, una decisión sobre la que ha manifestado «perplejidad» y que conoció cinco minutos antes de que la difundieran los medios de comunicación.

Colau, que ha rechazado «añadir dramatismo» a este adiós, ha anunciado que Laia Bonet «tendrá todas las funciones delegadas que haya dejado Collboni», pero no la primera tenencia de alcaldía. La alcaldesa ha considerado «ridículo» cambiar los cargos del gobierno municipal a cuatro meses de las elecciones municipales.

La respuesta del líder del PSC en Barcelona no se ha hecho esperar. Collboni ha amenazado a Colau con que si no quiere que la crisis de gobierno que ha provocado su renuncia al cargo de primer teniente de alcalde se complique, tiene que nombrar a la actual cuarta teniente de alcalde, la también socialista Laia Bonet, en los cargos que ocupaba Collboni hasta ayer.

Collboni ha pedido a Colau «sentido común y cumplir los contenidos de los acuerdos, si no queremos que se compliquen más las cosas».

Collboni ha afirmado que espera «tener una conversación tranquila y sosegada» con Colau para abordar la nueva situación que hay en el cartapacio municipal con la renuncia del hasta ahora líder del PSC al ayuntamiento. Collboni exige a Colau que «los pactos se tienen que cumplir de la A a la Z», y en este sentido, el socialista defiende que al PSC le corresponde ostentar la primera tenencia de alcaldía del consistorio barcelonés.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: