Cientos de personas de diversas organizaciones se concentraron este domingo en Madrid, Barcelona y otras ciudades de España para protestar por la muerte de al menos 23 migrantes en su intento de asalto a la valla de Melilla, así como para pedir explicaciones por lo ocurrido, tanto al Gobierno español como al marroquí, y para denunciar las actuales políticas migratorias de ambos países.

El viernes, cientos de inmigrantes de origen subsahariano trataron de acceder a Melilla saltando la valla desde Nador (Marruecos) a partir de las 6.40 horas de la mañana, en una jornada en la que se registraron 23 víctimas mortales, según las autoridades marroquíes, una cifra que la ONG Caminando Fronteras eleva a 37.

En Madrid, unas 600 personas, según la delegación del Gobierno, se concentraron en la Plaza del Callao para protestar contra la “masacre” en la frontera de Melilla, y exigir a las autoridades españolas que “respeten” los derechos de las personas migrantes.

Desde las 18.00 h, los manifestantes, convocados por las plataformas Regularización Ya y el Movimiento Antirracista de Madrid y la Asamblea Antirracista de Madrid, expresaron su rechazo a la actuación de la policía fronteriza de Marruecos y al Gobierno español con cánticos como “todas las vidas importan”, “ningún ser humano es ilegal” o “la ley de extranjería mata gente cada día”.

“Estamos aquí para denunciar la masacre que ha habido en Melilla, donde han muerto más de 30 personas, y la hipocresía de este Gobierno, que plantea que el ejército marroquí y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FCSE) han hecho ‘un buen ejercicio’ en esta masacre”, indicó Yeison García, portavoz de Regularización Ya.

Migrantes como Thimbo Samb, un senegalés que llegó en patera a Canarias en el año 2006 y que, 16 años después, no se muestra “sorprendido” ante lo que considera “una vergüenza”, aunque sí “triste” por lo sucedido en Melilla. Samb, activista y actor, cree que la política migratoria de la Unión Europea es “hipócrita, sucia y sinvergüenza” porque, en su opinión, los gobiernos occidentales intentan dar “lecciones” de respeto a los derechos humanos mientras hacen “lo peor”.

Tras la lectura de varios manifiestos, los asistentes a la concentración se tumbaron en el suelo de la plaza, recreando uno de los vídeos que ha circulado por redes y medios de comunicación los últimos dos días, en los que se puede observar a decenas de migrantes que yacen custodiados por las autoridades policiales marroquíes tras el asalto a la valla.

Después, guardaron un minuto de silencio en recuerdo a las víctimas mortales.

Mientras, en Barcelona, unas 500 personas, según la Guardia Urbana, se concentraron en la plaza Idrissa Diallo para protestar asimismo por las muertes en la frontera de Melilla, y denunciaron que las víctimas fueron “asesinadas”.

“Represión salvaje e inhumana”

Por otra parte, la activista saharaui Aminatou Haidar, premio Nobel Alternativo (2019) y Premio de Derechos Humanos Robert F. Kennedy (2008), condenó este domingo la “represión salvaje e inhumana llevada a cabo por las autoridades marroquíes en la piel de cientos de jóvenes africanos” el viernes en la valla fronteriza con Melilla.

“El resultado de este acto ha sido la muerte de un número de personas que, a día de hoy, no podemos conocer a ciencia cierta debido al bloqueo, la opacidad y el engaño practicados por las autoridades marroquíes, así como a la ausencia de cualquier investigación independiente e internacional sobre la masacre”, señaló Haidar en una nota remitida a Efe, que firma como defensora de los derechos humanos y presidenta de la Instancia Saharaui Contra la Ocupación Marroquí (ISACOM).

Haidar refiere que han contrastado la veracidad de unas imágenes sobre el suceso a las que han tenido acceso que “registran la comisión de un crimen de lesa humanidad por parte de las autoridades de Marruecos, al igual que una violencia desproporcionada, una ofensa a la dignidad humana y un crimen contra el derecho a la vida y a la integridad física, todo lo cual es vergonzoso e indignante”.

Asimismo la activista expresa en su nota su “firme rechazo a la infame declaración” del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, al “enaltecer lo que llamó trabajo ‘extraordinario’ realizado por las fuerzas de represión marroquíes”.

A su juicio, Sánchez, con dicha declaración, “se mofa de todas las convenciones internacionales relativas a los derechos humanos y demuestra activamente su empeño en apoyar al régimen dictatorial, al régimen de la violación de la legalidad internacional y los derechos humanos en Marruecos”.

Haidar denuncia también la “manipulación” del Gobierno de Marruecos “para confundir a todo el mundo y, esta vez y según parece, con la ayuda y el beneplácito del Gobierno español”.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: