28 febrero, 2021

Catalunya: elecciones el 30 de mayo

El PSC cree que se tendrían que celebrar antes de Semana Santa pero solo impugnaría la decisión si el aplazamiento fuera hasta después del verano
Reunión del Consejo Ejecutivo para formalizar el decreto de aplazamiento de las elecciones (Rubén Moreno / Presidència)
R@MBLA

Las elecciones al Parlament previstas para el 14 de febrero se aplazarán hasta el 30 de mayo a causa de la pandemia de coronavirus, que está en pleno auge de casos y víctimas mortales en Catalunya. El gobierno se ha reunido este mediodía en el Parlament con los partidos para analizarlo y consensuar una solución. Posteriormente, en un Consejo Ejecutivo extraordinario, el gobierno ha aprobado el aplazamiento de las elecciones hasta el 30 de mayo.

El vicepresidente Pere Aragonès y la consejera Meritxell Budó han hecho una declaración institucional después de la firma del decreto de aplazamiento electoral. “La actual evolución de la Covid-19 evidencia que mantener la convocatoria era un riesgo inasumible a nivel sanitario y un perjuicio para la participación que tiene que legitimar un proceso democrático”, ha dicho Aragonés.

Aragonés ha asegurado que los comicios se aplazan hasta el 30 de mayo para que el proceso electoral no coincida con las semanas “más difíciles de la tercera ola”. “Para que nadie tenga que renunciar a su derecho a voto por miedo a contagiarse. Queremos preservar el derecho a votar de todo el mundo. Y queremos salvar vidas”, ha dicho Aragonés.
Budó ha avanzado que este sábado se publicará en el DOGC el decreto que suspende las elecciones del 14F y las traslada al 30 de mayo, y se modificará el censo electoral para los nuevos comicios. “La situación epidemiológica ha empeorado. Lo más importante en unas elecciones son los electores. Tenemos que garantizar el derecho de participación política, el derecho a voto, el derecho a la salud y a la vida”, ha dicho Budó.

El artículo 2 del decreto del gobierno contempla que las elecciones se convocarán el 30 de mayo de 2021 “previo análisis de las circunstancias epidemiológicas y de salud pública y de la evolución de la pandemia en el territorio de Catalunya”.

El vicepresidente Pere Aragonès y los cuatro consejeros de las áreas afectadas -Acción Exterior y Relaciones Institucionales, Presidencia, Salud e Interior- han ido a la reunión de este viernes por la mañana con los partidos para proponerles que las elecciones se aplazaran al menos hasta mayo o a principios de junio.

Durante la reunión, el gobierno ha concretado más: les ha propuesto que las elecciones se celebren el 30 de mayo, propuesta que, además de los partidos que forman el gobierno, JxCat y ERC, también ha convencido la mayoría de los otros partidos.

Así tanto Ciutadans como En Común-Podem y el PP han dado por buena la fecha. Por su parte, el PSC cree que se tendrían que celebrar antes de Semana Santa pero ha expresado que solo impugnaría judicialmente la decisión si el aplazamiento fuera hasta después del verano. Esta es, precisamente, la solución que ha adoptado el estado alemán de Turingia, que tenía convocadas elecciones el mes de abril.

De todas maneras, los socialistas catalanes esperarán a leer el decreto antes de decidir si presentan recurso o no: aceptan el cambio de fecha, pero no estarían de acuerdo que incluyera la posibilidad de modificar las candidaturas que se presentan a las elecciones.

Real Time Web Analytics