Todo tiene lugar en un espacio de trabajo cooperativo del barrio de Sants que reúne siete proyectos de signo diverso que van desde un despacho de arquitectos a medios de comunicación como La Directa. El lugar se llama La Comunal y uno del proyectos que forma parte del mismo es La Deskomunal, un espacio cooperativo donde se combina la oferta gastronómica con una rica propuesta cultural que ha sido creada gracias a la unión entre antiguos integrantes del bar cooperativo Kop de Mà y de una sala de intensa vida cultural que seguro que recordaréis: el Koitton Club.

Se accede al restaurante por la entrada de la calle del Tenor Massini, pero si venís a un concierto tendréis que entrar a la sala por una calle paralela, la Riera d’Escuder. Allí os esperan, el viernes, 30 de abril, los músicos Xavier Ruscalleda i Jordi Figueres.

Ellos se han dedicado a estudiar la manera extraordinaria en que las canciones, igual que la poesía, se adaptan a las mil y una circunstancias de la vida, de forma que existen canciones de cuna, canciones de amor o, también, canciones de guerra. Ruscalleda y Figueres han centrado la atención en estas últimas y en la manera como se reformulaban y actualizaban según las circunstancias del momento o, incluso, en función del bando que las cantaba.

Y es que estas canciones no solo tenían la función de divertir o entretener, sino que también constituían un elemento cohesionador que unía al grupo y reforzaba la moral de los contendientes en unas condiciones de especial dureza.

Ahora, los dos músicos recuperan estos temas y, más de 80 años después, los vuelven a hacer sonar en un concierto que os hará viajar a un pasado de lucha contra el fascismo. Antes de venir, sin embargo consultad la información sobre la cita en el web de La Deskomunal.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: