Los sindicatos convocantes de la huelga de profesores en Catalunya han denunciado que el consejero de Educación, Josep Gonzàlez-Cambray, «ha blindado la sede de su departamento con brigadas de la BRIMO». Una actuación que tildan de «autoritaria». Las protestas continúan después de que este lunes concluyera de nuevo sin acuerdo la última reunión -la cuarta- entre los representantes sindicales y el Departamento de Educación de la Generalitat.

Los sindicatos siguen pidiendo la dimisión del consejero Cambray y prevén continuar movilizándose después de este miércoles para tumbar la modificación del calendario, adoptada unilateralmente por la consejería, y lograr otras reivindicaciones, como un incremento de la dotación presupuestaria en Educación hasta el 6% del PIB.

Cortes de tráfico

Las movilizaciones convocadas por los sindicatos de la enseñanza durante la cuarta jornada de huelga, este martes, han cortado el tráfico en vías principales de acceso a Barcelona, ​​como la avenida Meridiana a la altura de Sant Andreu Arenal, la Gran Vía de las Cortes Catalanas en la zona de la Campana, la Ronda de Arriba en Bellvitge y la Ronda Litoral en la Barceloneta.

El Departamento que encabeza Cambray rechaza el planteamiento de revertir de golpe los recortes, ya que estima que tendría un enorme impacto económico, según ha explicado la directora del profesorado, Dolors Collell, quien también ha negado que la posición de la consejería sea inmovilista, como denuncian los sindicatos.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: