La presidenta del Parlament, Laura Borràs, no ha aceptado la delegación del voto del diputado de la CUP y secretario tercero de la Mesa, Pau Juvillà. Paradójicamente, el pleno de este jueves se había convocado para aprobar el dictamen de la Comisión del Estatuto de los Diputados, que defiende que Juvillà preserve su escaño.

Borràs ha alegado que «la delegación de voto de Pau Juvillà no consta en las delegaciones de voto que hemos aceptado por este pleno» para que la votación «no quede contaminada por un conflicto de intereses». Por ello, la CUP se ha negado en bloque a votar.

«En virtud del artículo 16.1 del reglamento del Parlament de Catalunya. Es imprescindible que la nitidez y claridad de la votación del único punto del orden del día para preservar los derechos de los diputados sobre los que estamos votando no quede contaminada por un conflicto de intereses», ha justificado Borràs.

Redacción en | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: