15 agosto, 2020

Borbones S.A.: cuando la monarquía también es negocio

Borbones S.A.: cuando la monarquía también es negocio

«Los españoles han echado al último de los Borbones, no por rey, sino por ladrón», dijo Valle Inclán después de que el abuelo de Juan Carlos I, Alfonso XIII, saliera del país tras el resultado de las municipales de 1931. No se fue desnudo. El monarca tenía una parte importante de su patrimonio en cuentas bancarias fuera de España, tal y como aparece en obras como El Patrimonio de los borbones. El hijo de Alfonso XIII y padre del rey Juan Carlos, Juan de Borbón, nunca llegó a reinar, pero no le tendría que ir mal del todo en lo económico porque dejó una fortuna de 1.100 millones de pesetas, que incluía 728,75 millones en fondos depositados en cuentas en el extranjero. ¿Dónde? En Suiza.

La multimillonaria herencia de Don Juan a sus hijos, que obviamente incluía al rey Juan Carlos fue publicada por El Mundo veinte años después del fallecimiento del rey que nunca reinó y se desconoce qué ocurrió con ese dinero depositado en el paraíso fiscal. Ahora, tras las revelaciones vinculadas al caso Corinna y el contundente comunicado de Casa Real, existen indicios suficientes para pensar que Juan Carlos I, como su padre, también puede tener cuentas en el paraíso fiscal suizo.

En las últimas semanas diferentes medios, como The Telegraph y El País, han publicado que el Rey emérito figura como tercer beneficiario de una fundación en Liechtenstein que le pagó durante 11 años varios millones en vuelos en aviones privados y que el rey Felipe VI es el segundo beneficiario de otra fundación panameña que recibió 100 millones de dólares en 2008 de la casa real saudí. Las dos fundaciones también tendrían cuentas en bancos suizos.

Real Time Web Analytics