El Ayuntamiento de Barcelona triplicará los puntos de música en vivo en la calle en todos los distritos de la ciudad, ampliándolos hasta los 50 a partir de septiembre, después de impulsar una prueba piloto este junio en cinco distritos.

Actualmente, la ciudad dispone de 18 puntos reservados para la música en vivo, todos en el distrito de Ciutat Vella. Algunos de los nuevos espacios en otros distritos estarán en la calle Gran de Sant Andreu, la plaza Bonanova, la plaza Molina, el paseo Verdum. Además, el consistorio está estudiando uno en la superilla de Sant Antoni.

Otra de las propuestas destacadas de la medida, que forma parte del despliegue del Plan de Derechos Culturales del Ayuntamiento, es la puesta en marcha del Cilindre d’Horta, una nueva fábrica de creación –la número 12– centrada en el arte urbano, sobre la que no hay todavía una fecha exacta de inauguración.

Además, se creará una mesa de trabajo para estudiar la viabilidad de la declaración de Bien Cultural de Interés Local para las hogueras de Sant Joan en Barcelona, en la que formarán parte personas vinculadas a la plataforma #CrememBarcelona, creada en 2019 para proteger la tradición de Sant Joan.

Redacción en | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: